Finanzas

Una reducción gradual, pero consistente, del déficit permitiría bajar la dominancia fiscal, el balance del BCRA mejoraría con la propia monetización de la economía y se moderaría la apreciación