Además, la nueva ley de Financiamiento Productivo facilita el financiamiento a las pymes, promueve el mercado hipotecario y fortalece atribuciones de la CNV