Especialistas del Inti desarrollaron sensores más pequeños que una moneda de un centavo que permiten identificar potenciales zonas petroleras