Con un mercado cambiario estabilizado y sin nuevos ajustes en las tarifas de los servicios públicos, el proceso de desinflación de la economía continuará.