¿Los consumidores esperan un “veranito de consumo”?

#GráficoDelDía >>> Crece la expectativa de los consumidores, muestra Federico Muñoz en base a la UTDT

La expectativa de los consumidores respecto al futuro es positiva y crece, según muestra un gráfico construido por la consultora Federico Muñoz y Asociados con datos del Índice de Confianza del Consumidor (ICC) que elabora la Universidad Di Tella.

En mayo, el indicador aumentó un 4,1% con respecto a abril y un 44,4% interanual. En los últimos meses, osciló entre crecimientos de 0,5% (abril respecto a marzo) y 4,2% (marzo respecto a febrero). En términos interanuales, la suba estuvo siempre por encima del 40% y trepó a 50% en enero respecto de igual mes de 2014.

La tendencia se explica tanto por el optimismo que genera la economía a mediano plazo como a la desaceleración de la inflación en el último semestre y al efecto que podrían producir los incrementos salariales pautados en paritarias sobre el bolsillo de los trabajadores. Como consecuencia, es probable que exista una suerte de “veranito de consumo” que apuntale las chances de los candidatos del Frente para la Victoria (FpV).

A propósito de este fenómeno, Federico Muñoz señala: “El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de la Universidad Di Tella es un buen termómetro del ánimo social. A juzgar por la tendencia de los últimos meses, los argentinos llegaremos a los comicios de octubre en generic viagra online un clima de creciente entusiasmo. Es interesante resaltar que la mejoría reciente del humor social se sustenta tanto en un aumento del sub-índice Situación Presente como –sobre todo- en la fuerte suba del sub-índice Expectativas, que da cuenta de un notable optimismo de cara al futuro. No deja de ser cialis 5mg paradójico que buena parte de la sociedad esté satisfecha con la experiencia kirchnerista, pero que a la vez se aguarde con ansiedad al cambio de gobierno como clara oportunidad de mejoría”.

Por otro lado, según Muñoz, “el ICC brinda sustento a la apuesta al gradualismo” en la discusión en torno a cómo resolver los problemas macroeconómicos que dejará el Gobierno Nacional a quien asuma en diciembre. “Tras la devaluación de enero del año pasado, el Índice cayó pesadamente; caída enteramente explicada por el sub-índice Situación Presente. Evidentemente, los ajustes cambiarios drásticos ponen a los argentinos de muy mal humor y no es esta una experiencia que un nuevo gobierno esté deseoso de atravesar”, apunta.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *