¿Techo para la carne?

8 de marzo, 2019

Carniceria carne

Luego de la escalada de precios de la carne bovina durante los primeros dos meses del año, el valor de este producto podría haber alcanzado su techo o estar muy cerca de él. Así lo estimó la Fundación Mediterránea, que un reciente informe indicó que durante el primer bimestre los precios de los animales acumularon un incremento de 38% (novillito) y de 25% los de la carne.

 

Según Mediterránea, esto se explica porque los precios de la hacienda quedaron rezagados respecto de la inflación de 2017 y 2018, y el ajuste fue sólo de entre 10% y 12%, según las categorías de los animales. “Lo mismo sucedió con los precios de la carne bovina a nivel mostrador. En lo que va de 2019, el mercado está corrigiendo el fenómeno, empezando por una fuerte revalorización de la hacienda”, aseguran en el informe.

 

“El fenómeno de corrección probablemente esté en su fase final. No parece haber mucho más margen para seguir convalidando reacomodamientos de precios”, estimaron desde la Fundación en su informe, y explicaron: “El precio de la hacienda se ubica ya en un buen nivel en relación a otros precios de la economía en perspectiva histórica. A su vez, el consumo interno seguramente responderá en forma contractiva a los últimos aumentos”.

 

En base al relevamiento que realiza el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), Mediterránea indicó que en supermercados y carnicerías del país, particularmente del Gran Buenos Aires, durante el primer bimestre del año, “luego de un letargo prolongado”, la carne bovina aceleró su alza de precios, que pasó de una variación de 2,8% mensual promedio en el último cuatrimestre del año pasado a 8,3% en enero y al 15,2% en febrero.

 

A la expectativa de los resultados del Indec sobre la cifra de inflación para febrero, que analistas privados coinciden en ubicarla en alrededor de 3,5%, Mediterránea coincide con otros analistas que le adjudica al aumento del precio de la carne bovina una importante participación en la inflación presentada durante enero y febrero. La Fundación indicó que el aumento del precio de este producto habría aportado 0,8 puntos porcentuales al costo de vida del segundo mes del año, que representa casi un cuarto de la inflación prevista.

 

En su análisis, la entidad indica que puede deducirse que en este arranque del año la carne bovina tiene que estar “aportando” más a la inflación respecto del año pasado, y añadió que en “2017 y 2018 la carne explicó entre 2,2% y 6,7% de la inflación mensual”, mientras “en enero de este año, la carne explica el 16,1% del incremento del costo de vida, y en febrero, suponiendo una inflación general del 3,5%, habría explicado el casi el 24%”.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Espacio patrocinado