Renault se sumó a las suspensiones del sector

7 de marzo, 2019

 

Por consecuencia de la crisis automotriz, tras la suspensión y paralización de la producción de vehículos de las marcas Honda y Peugeot, ahora le tocó el turno a Renault, que ayer anunció la adopción de esta medida por tres días. La decisión de la empresa afecta a 1.500 operarios de la fábrica, que representa el 75% de sus empleados, y está basada en el exceso de stock ante la fuerte caída en la venta de vehículos 0 km, que los dos primeros meses del año se redujo 47,5% interanual.

 

La medida tomada por la compañía francesa surgió luego de llegar a un acuerdo con el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), con el objetivo de evitar futuros despidos en el corto y mediano plazos, según informaron fuentes sindicales a la agencia Noticias Argentinas (NA), aunque no descartan que el plan de contingencia podría repetirse en las próximas semanas, con el fin de ir equilibrando la producción con la demanda.

 

Según confirmó la compañía, esta pausa en la producción se hará hasta el viernes inclusive y el próximo lunes retomarán la actividad fabril en su planta ubicada en Santa Isabel, Córdoba, desde donde se fabrican los modelos Sandero, Stepway, Logan y Kangoo, de Renault, y también la pickup Frontier, vehículo de la marca Nissan, que servirá de base para la puesta en marcha de las futuras pickups Renault Alaskan y Mercedes-Benz Clase X, que se encuentran “demoradas”.

 

Esta decisión se suma a la oleada de suspensiones en el sector, que desde la semana pasada vienen optando por esta medida, aunque por rangos mayores de tiempo. Uno de ellos fue el Grupo PSA, fabricante de las marcas Peugeot y Cintroën, que hace varios días anunció el cese de producción por dos meses, hasta fines de abril, en su planta de El Palomar, provincia de Buenos Aires, desde donde produce los modelos Peugeot 308, 408 y Partner, y los Citroën C4 Lounge y Berlingo.

 

La decisión de la también francesa PSA, sustentada bajo el mismo motivo, abarcó la suspensión de 2.000 trabajadores, que durante ese lapso percibirán el 75% de sus haberes, a partir del acuerdo alcanzado entre la empresa y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). A la vez, la compañía japonesa Honda tomó la misma decisión y que anunció la suspensión de cerca de 700 empleados durante tres semanas, para los que están dedicados a la producción de motos, y por cuatro semanas, para los que se dedican a los autos.

 

Desde la planta de producción ubicada en Campana, provincia de Buenos Aires, Honda fabrica motos para el mercado interno y el modelo HR-V, un utilitario deportivo (SUV) que la empresa también exporta a Brasil. El año pasado, aunque la automotriz no suspendió a sus trabajadores que producen autos, sí lo hizo a los dedicados a las motos durante el segundo semestre, tras el impacto que sufrió el sector luego de la devaluación.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Espacio patrocinado