Enero I: industrias operan en nivel más bajo de era Macri

13 de marzo, 2019

capacidad instalada industria

 

La utilización de la capacidad instalada en la industria se ubicó, en el primer mes de 2019, en 56,2%, un nivel inferior al registrado en el mismo mes de 2018 (61,6%). Los datos surgen de la tradicional encuesta mensual del Indec. Se trata del nivel más bajo de la era Cambiemos y es un termómetro interesante para entender la desazón industrial con el Gobierno. Ilustra, a su vez, que una eventual recuperación no se volcará a nuevas inversiones sino, más bien, a un mayor uso de la elevada capacidad ociosa.

 

Los bloques sectoriales que presentaron niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son productos del tabaco (83,9%), refinación del petróleo (76,6%), industrias metálicas básicas (71,7%), sustancias y productos químicos (68,9%), papel y cartón (67,4%), productos alimenticios y bebidas (57,5%), productos minerales no metálicos (57,1%) y edición e impresión (56,7%) mientras que los bloques sectoriales que se ubican por debajo del nivel general de la industria son productos de caucho y plástico (48,4%), la industria metalmecánica excepto automotores (38,4%), productos textiles (31,4%) y la industria automotriz (15,7%).

 

La utilización de la capacidad instalada en la industria se ubicó, en el primer mes de 2019, en 56,2%.

 

  • El bloque de alimentos y bebidas registró un nivel de utilización de la capacidad instalada de 57,5% en enero, inferior al de enero de 2018 (62,7%). El menor nivel de utilización del bloque se explica principalmente por la baja registrada en la elaboración de bebidas gaseosas, aguas y sodas, productos lácteos y en la molienda de oleaginosas.

 

  • En enero, el bloque de productos textiles presentó un nivel de utilización de la capacidad instalada de 31,4%, inferior al registrado en el mismo mes de 2018 (57,2%). El menor nivel de utilización del bloque se explica por la menor elaboración de hilados de algodón y de tejidos.

 

  • El bloque de papel y cartón mostró, en enero, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 67,4%, inferior al de enero de 2018 (73,5%), que se vincula principalmente con la menor elaboración de papeles para envases y embalajes.

 

  • El bloque de edición e impresión exhibió, por su parte, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 56,7%, inferior al de enero de 2018 (59,5%), que se vincula con la menor demanda por parte de algunos segmentos de la industria de alimentos y bebidas, la actividad publicitaria, la industria textil, la producción de electrodomésticos, la actividad de la construcción y la actividad editorial.

 

  • La refinación del petróleo mostró, a su vez, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 76,6%, inferior al de enero de 2018 (81,7%), asociado a un menor nivel de procesamiento de petróleo crudo.

 

  • El bloque de sustancias y productos químicos presenta un nivel de utilización de la capacidad instalada de 68,9% en enero, inferior al registrado en enero de 2018 (70,8%), a partir de la menor utilización de las plantas principalmente en los sectores productores de detergentes y jabones, materias primas plásticas y químicos básicos.

 

  • Los productos de caucho y plástico presentaron un nivel de utilización de la capacidad instalada de 48,4% en enero, inferior al registrado en igual mes del año anterior (58,2%), como consecuencia de la menor elaboración de manufacturas de plástico.

 

  • Los productos minerales no metálicos mostraron un nivel de utilización de la capacidad instalada de 57,1%, inferior al de enero de 2018 (67,6%). La menor utilización de las plantas se origina en las caídas de los niveles de producción de vidrio, cemento, artículos sanitarios de cerámica, pisos y revestimientos cerámicos, ladrillos huecos, mosaicos y placas de yeso.

 

  • La industria automotriz, por último, estuvo virtualmente paralizada, con un nivel de utilización de la capacidad instalada de 15,7%, inferior al de enero de 2018 (25,6%), como consecuencia de la disminución de la cantidad de unidades fabricadas por las terminales automotrices a partir de la menor demanda y de la realización de paradas técnicas en algunas plantas productivas.

 

  • La industria metalmecánica (excepto automotores) registró en enero un nivel de utilización de la capacidad instalada de 38,4%, inferior al de enero de 2018 (48,6%) por las caídas de los niveles de producción de maquinaria agropecuaria y aparatos de uso doméstico.

 

El relevamiento comprende un panel de entre 600 y 700 empresas y, para su cálculo, se tiene en cuenta cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede obtener con la capacidad instalada.

 

 

 

Te puede interesar

Dejá un comentario

Espacio patrocinado