El nivel de actividad se desacelera en EE.UU.

1 de marzo, 2019

Estados Unidos PIB 2018

El PIB de Estados Unidos subió 2,6% en el cuarto trimestre del año pasado mostrando una desaceleración con relación al 3,4% registrado en el tercero y el 4,2% del segundo. En 2018, el PIB creció 2,9%, su marca más alta desde 2015 y si se compara el cuarto trimestre del año pasado con igual período de 2017, la suba fue de 3,1%.

 

Para este año, los analistas pronostican un crecimiento menor por la desaceleración de la actividad económica global y porque irán perdiendo fuerza los efectos expansivos de la rebaja de impuestos. A favor de un nivel de actividad sostenido jugó, y lo seguirá haciendo, la fortaleza del mercado de trabajo y cierta recuperación del nivel de ingresos que garantizan un sostenido nivel de consumo. Los analistas también destacaron como un dato positivo el incremento de la inversión privada.

 

Según las estimaciones de la Reserva Federal, el PIB subiría 2,3% en 2019 y 2,0% en 2020. Sin embargo, el presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, Kevin Hassett, sostiene que el PIB volverá a crecer 3% este año. Ese porcentaje es políticamente sensible porque es el piso de crecimiento anual que se fijó como objetivo Donald Trump. El vicepresidente de la Fed, Richard Clarida, hizo ayer equilibrio con sus declaraciones al afirmar que puede verse algún desaceleramiento en 2019 pero que la economía todavía muestra un “sólido crecimiento”.

 

A su vez, la consultora privada Macroeconomic Advisers pronostica una un crecimiento del producto de sólo 1,1% en este primer trimestre que suele ser el más flojo del año.

 

Un tema que puede influir en el comportamiento de la economía es el posible acuerdo comercial entre China y Estados Unidos que tendría un efecto expansivo sobre el nivel de actividad en ambos países.

 

También se avecina un debate político porque en julio se batirá el récord de 121 meses consecutivos de crecimiento. Es decir que comenzó con Barack Obama más allá de las críticas que le destina Trump a su gestión. El actual Presidente quería marcar las diferencias logrando una tasa de crecimiento mayor, lo que no parece posible.

 

Te puede interesar

Dejá un comentario

Espacio patrocinado