El intercambio comercial con Brasil fue positivo en US$ 36 millones

1 de marzo, 2019

argentina-brasil

Un informe de Ecolatina arrojó que, en el segundo mes del año, el intercambio comercial de bienes con Brasil cerró en equilibrio (en rigor, hubo un superávit testimonial US$ 36 millones a favor de Argentina). “Considerando el rojo de más de US$ 700 millones de febrero 2018, se observa un importante avance”, señalaron desde la consultora.

 

El incremento se debió a exportaciones que mostraron un salto de casi 20% interanual e importaciones que mantuvieron su dinámica contractiva, cayendo más de 40%.

 

El intercambio comercial de bienes con Brasil cerró en equilibrio (con un incremento de US$ 36 millones).

 

“En cuanto a las ventas al país vecino, estas se vieron impulsadas por una economía brasilera que paulatinamente acelera su recuperación (el mercado espera un crecimiento del PBI del 2% interanual para el primer trimestre de 2019, frente a 1,5% en el último cuarto de 2018), sumado a un tipo de cambio que, a pesar del retraso que mostró en enero y gran parte de febrero, aún se mantiene en una zona competitiva”, señaló el informe.

 

De este modo, la participación argentina en las importaciones del país vecino treparon a 7,1%, frente a 5,2% en febrero de 2018. Los principales crecimientos se registraron en trigo (ayudado por una cosecha récord) y cebada, vehículos de carga, combustible y aluminio.

 

Por otro lado, desde Ecolatina destacaron que, si bien las importaciones desaceleraron su contracción en febrero, la misma continúa siendo por demás contundente. “La fuerte caída del salario real que observa nuestro país golpea la demanda de bienes finales, mientras que la recesión económica presiona sobre las compras de insumos, maquinaria y combustible. En esta línea, las mayores caídas se dejaron ver en vehículos (tanto de pasajeros como de carga), maquinaria agrícola, neumáticos y autopartes”, dijeron.

 

Con estos resultados, desde la consultora evaluaron que aún no se notó el cambio de paradigma debido a la asunción de Bolsonaro. Con vistas al 2019, prevén que la mejora del saldo para nuestro país se mantendrá, impulsado más por la dinámica local (recesión y salto cambiario) que por la brasileña (mejora de la demanda y relativa apreciación cambiaria).

 

“No obstante, a medida que pasen los meses y las bases de comparación arrojen resultados “más ajustados”, la recuperación se atenuaría, principalmente en el caso de las importaciones. Como resultado, proyectamos un saldo levemente negativo para el cierre del año, dejando atrás de manera definitiva el abultado déficit de 2017 y la primera mitad de 2018”, concluyeron desde Ecolatina.

 

Te puede interesar

Dejá un comentario

Espacio patrocinado