El Gobierno en alerta por el impacto de las elecciones provinciales

6 de marzo, 2019

conferencia5 Macri

 

En el Gobierno Nacional mirarán con atención el desarrollo del calendario electoral en las distintas provincias, no solo por el impacto en el humor social de cara a las primarias de agosto, sino también por su correlato en la marcha de la economía y en la confianza de los mercados.

 

A los datos de la economía que afectan el ánimo de la sociedad, se le podrían sumar las incertidumbres de los grandes actores económicos, que demorarían sus decisiones si se acrecientan las dudas obre el triunfo del oficialismo en las elecciones.

 

Al mismo tiempo, observarán como la economía irá impactando en el ánimo del electorado, fundamentalmente en un contexto económico deteriorado, con caída del poder adquisitivo del salario y con un arranque de año no satisfactorio en materia de inflación. Lejos de los pronósticos del Gobierno, el aumento de los precios podría superar el techo de 30% y se estima que febrero podría rondar el 4%.

 

Con una política monetaria contractiva, en la Casa Rosada analizan una serie de medidas que podrían alentar el consumo y aguardan con expectativas el inicio de las negociaciones paritarias en el sector privado que podrían aflojar la tensión. Incluso, hay algunos que piensa en que las empresas con mayor liquidez puedan realizar pagos a cuenta de futuros aumentos.

 

En ese contexto, el presidente Mauricio Macri anunció el aumento de la AUH ante la Asamblea Legislativa el viernes pasado.

 

En esa línea y también preocupados por la realidad económica, el radicalismo reunido en Corrientes durante el fin de semana, reclamó medidas en alternativas económicas, como parte integrante de la alianza de Gobierno. “Creemos necesario revisar los aumentos de las tarifas de los servicios públicos. También creemos conveniente fomentar el crédito para el consumo, así como también subsidiar tasas a las pymes y micro pymes, como medidas excepcionales, que permitan generar un circuito virtuoso de la economía”, expresaron desde las filas del partido centenario, sin dejar de ratificar su pertenencia a Cambiemos y postergar la discusión sobre eventuales competencias internas.

 

El Gobierno analiza medidas para reactivar el consumo y hay preocupación por el impacto de la economía en las elecciones.

 

Es en ese marco que la Casa Rosada observa con atención la primera elección a una gobernación, que se realizará el próximo domingo 10 de marzo en Neuquén. La provincia patagónica se ha transformado en un distrito clave por poseer el principal activo del país en materia de energía: Vaca Muerta.

 

Allí el peronismo en alianza con el kirchnerismo se muestra competitivo luego de cinco décadas de gobierno del Movimiento Popular Neuquino, lo que ha puesto en alerta también a los distintos actores de la economía que observan con desconfianza la posibilidad que un Ramón Rioseco, el intendente de Cultra-Co identificado con Cristina Kirchner pueda gobernar la provincia.

 

La preocupación que trasunta el mundo empresarial es la misma que pone en alerta al Gobierno ante una avalancha de triunfos peronistas. De las provincias que han definido sus calendarios, la única que tendrá sus comicios después de las PASO nacionales de agosto, será Mendoza. Fuera de la provincia cuyana, todas elegirán autoridades provinciales antes de junio, mes en el que cierran las listas nacionales y de definirán las candidaturas provinciales.

 

Otro efecto político que el Gobierno pretende minimizar es el ruido interno con sus aliados de la UCR. El efecto de La Pampa se hizo sentir y fue el principal argumento con el que la Casa Rosada logró unificar candidaturas en Santa Fe, mientras Córdoba persiste en tensión. La competencia electoral interna prevista para el próximo 17 de marzo, está ahora en peligro producto de las tensiones internas y acusaciones cruzadas entre el intendente Ramón Mestre y el diputado Mario Negri.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Espacio patrocinado