El BCE recurrirá otra vez a los estímulos

8 de marzo, 2019

Draghi BCE

Ante un escenario de fuerte desaceleración económica, el Banco Central Europeo (BCE) decidió postergar la suba de tasas y a partir de septiembre dotará de de liquidez a los bancos para ayudarlos a que puedan sostener su capacidad de otorgar préstamos como ya lo hizo en 2014 y 2016. Esta decisión llega sólo tres meses después de que se haya decidido la finalización de la compra de bonos que había puesto en marcha en marzo de 2015 frente al riesgo de una deflación.

 

El BCE había anticipado que podrá subir las tasas de interés a partir de septiembre de este año pero el mercado descreía que lo hiciera y ayer se confirmó que todo pasa para el año que viene. Los analistas consideran improbable que la tasa suba antes de abril de 2020. Claro que para esa fecha el BCE tendrá otro presidente porque Mario Draghi dejará el cargo el 31 de octubre.

 

De esta manera, el BCE se convierte en la primera entidad monetaria relevante en volver a recurrir a medidas de estímulo ante la desaceleración de la economía. Es lógico que sea así porque las proyecciones de crecimiento de la zona euro para 2019 fueron las que tuvieron mayores correcciones a la baja. Para la Comisión Europea la suba del PIB sería de 1,3% en 2019, para la OCDE de 1,2% y para el BCE de 1,1% mientras que en diciembre proyectaba una suba de 1,9%.

 

Además, hay preocupación por el desempeño de las economías de Alemania, que crecería menos del 1% y de Italia que sufrirá una recesión.

 

Como era de esperar, el euro bajó 1% luego del anuncio del BCE y el dólar subió 0,7%. Eso es consecuencia de que el diferencial de tasas entre ambas monedas se mantendrá por bastante tiempo y porque la economía estadounidense tiene un mejor desempeño que la europea. De todas maneras, en un contexto de desaceleración económica, es improbable que la Reserva Federal vuelva a subir la tasa en el corto plazo.

 

Te puede interesar

Dejá un comentario

Espacio patrocinado