Con dólar y tasas en baja, acciones y bonos brillan

5 de febrero, 2019

Dólar de nuevo a $40 centavos

 

Por Luis Varela

 

Luego de un mes de diciembre en el que los títulos argentinos se caían de manera casi vertical, el arranque de febrero está confirmando el enero financiero brillante: tanto las acciones como los bonos locales siguen trepando por el ascensor, el dólar continúa estancado y las tasas de interés bajan por la escalera.

 

Desde que la Reserva Federal de Estados Unidos anunció, en línea con los pedidos de Donald Trump, que la tasa de interés se mantendrá tranquila al menos hasta junio, todos los mercados de riesgo internacionales están viviendo una verdadera fiesta, tanto que por ejemplo dos países considerados altamente riesgosos, como Grecia y Ecuador, lograron salir a colocar deuda de manera voluntaria, algo impensado hace algunas semanas.

 

Y dentro de esta vuelta de los muertos vivos, el mercado argentino es claramente el que más resucita de todos. Ayer la Bolsa de Buenos Aires volvió a mejorar claramente, los bonos argentinos treparon de manera consistente, el dólar está muy ofrecido, por la cosecha y por inversores que vuelven a hacer carry trade y, con eso, el BCRA y los bancos colocan a las tasas de interés en un plano inclinado.

 

El movimiento de inversores pasándose a pesos y comprando acciones y bonos es tan consistente que el Banco Central decidió realizar ayer la primera compra diaria de US$ 75 millones, intentando colocar al billete verde dentro de la banda cambiaria, acordada con el FMI en la negociación del préstamo que arrancó en octubre del año pasado.

 

A pesar de esa compra, la cotización del dólar no se inmutó. El dólar minorista oficial bajó 2 centavos hasta $ 38,29, el blue cayó 25 centavos hasta $ 37,50 y hubo una suba de 2 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 37,19, todavía colocado 78 centavos por debajo del piso de la banda cambiaria.

 

Por pago de vencimiento de cupones, las reservas del BCRA no se movieron: hay US$ 66.845 millones en Reconquista 266. Y detrás de ello el peso argentino se revalúa firmemente contra el resto de las monedas, a pesar de que los datos de inflación siguen negativos.

 

Ayer, medidos en pesos, el real bajó 3 centavos hasta $ 10,12, el euro bajó 7 centavos hasta $ 42,49 y la libra cayó 14 centavos hasta $ 48,46. Todo con un marco internacional en el que el dólar subió en el exterior: 0,4% contra el yen, 0,3% contra el franco suizo y la libra y 0,2% contra el euro y el real; solo marcó una baja del 0,2% en Chile.

 

La gran tranquilidad del dólar permitió que ayer se acentuara la baja de las tasas de interés. El Central bajó la tasa de las Leliq a 51,3%, casi un punto menos que el viernes. Y al mismo tiempo se anotó una baja mayor en las tasas de los plazos fijos: pagaron 41% anual por plata chica y 44% anual por plata grande.

 

Esta verdadera fiesta financiera que se vive en Argentina, con tranquilidad cambiaria y tasas de interés en baja, se está dando con los mercados internacionales también en positivo. Ayer hubo subas del 0,7% al 1,1% en los índices de la Bolsa de Nueva York. Mientras que se anotó una suba del 0,7% en la Bolsa de San Pablo y del 0,6% en la de México.

 

Con toda esa fiesta externa en los mercados, y dólar y tasas en baja en el mercado interno, los bonos y las acciones argentinas volvieron a estar de fiesta. El 80% de lo operado en bonos se transó en tres papeles: AY24 72%, A2E2 6% y DICP 3% y persistió la imparable recuperación de los papeles estatales, que ya suben 6% en seis semanas. En los extremos se vieron subas del 1,5% al 4,6% para los bonos BP28D, DICY, BPLDD, AC17D y AC17C. Y bajas del 1% al 1,8% para los bonos TVPA, A2E8D, AE48, PR13 y AF20D.

 

Y si los bonos subieron, la Bolsa de Buenos Aires directamente resucitó. Con $ 865 millones operados, el índice Merval de papeles líderes subió otro 1,5%, con el 80% de lo operado en acciones transado en diez papeles: G.F. Galicia tuvo el 18% de los negocios totales, Supervielle el 16% con Petrobras Brasil, ByMA e YPF logrando el 7% del total negociado cada una.

 

Con ese marco, en los extremos hubo un salto del 9% para Petrolera del Conosur, y subas del 3% al 6,3% para Banco Patagonia, Costanera, Supervielle, Agrometal, Central Puerto, Ferrum, Morixe, Colorín, Grupo Oeste, Francés y Semino. Y con bajas entre 2% y 6% para Longvie, Grimoldi, Patagonia, Ledesma, Aluar, Molinos, Mirgor e Inversora Juramento.

 

Y en línea con la fuerte suba local, los ADR anotaron alzas del 1% al 2,5% para Macro, Galicia, IRSA I, Francés, Globant, YPF y Tenaris; mientras que Bunge retrocedió 2%.

 

Y el bitcoin cedió otro 0,4% con panel mixto para el resto de las criptomonedas.

 

¿Puede seguir esta fiesta? Algunos analistas empiezan a recomendarle a sus clientes que si lo que tienen invertidos son ahorros que piensan usar en los próximos cuatro o cinco años, deberían ir empezando a tomar posiciones algo mas cautelosas, porque EE.UU. empieza a tener rojo fiscal, en algún momento regresará la tasa de la FED, y lo que es hoy dinero para todos, será otra vez dólares para pocos. Además, es evidente que en la economía real de la Argentina hay muchas empresas que siguen cayendo: ayer le tocó a Hitachi, después de sesenta años de historia.

 

El Gobierno seguirá colocando deuda corta hoy y mañana. Habrá Letes con tasas del orden del 4,5% anal y el miércoles llegará la licitación pública para la reapertura de bonos del Tesoro en pesos ajustados por CER (inflación) con vencimiento 2020. La licitación se realizará mediante indicación de precio, en la cual habrá un tramo competitivo y uno no competitivo, y podrá suscribirse tanto en pesos como en dólares.

 

Las ofertas podrán presentarse en dos tramos. En el tramo competitivo los precios deberán expresarse por cada 1.000 pesos de valor nominal original, mientras que en el tramo no competitivo deberán consignar únicamente el monto a suscribir.

Te puede interesar

Dejá un comentario