China y EE.UU. retomarán negociaciones la próxima semana

8 de febrero, 2019

China EE.UU Guerra comercial

 

Una delegación estadounidense viajará del 14 al 15 de febrero a Beijing para continuar las negociaciones comerciales, dos semanas antes de que se cumpla el plazo dado por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, para elevar los aranceles a gran parte de las importaciones de China, informó este viernes la Casa Blanca.

 

A la cabeza de la delegación figuran el representante de Comercio Exterior, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, para “discutir la relación comercial bilateral”. Tal como precisaron, previamente se celebrarán reuniones de preparación entre sus respectivos equipos a partir del 11 de febrero.

 

Dentro de la delegación estadounidense estará David Malpass, actual subsecretario de Asuntos Internacionales del Tesoro y nominado esta semana como candidato a presidir el Banco Mundial por parte de la Casa Blanca, según informó la agencia de noticias EFE.

 

EEUU y China buscan alcanzar un acuerdo que ponga fin a la guerra comercial desatada por la agenda proteccionista de Trump, quien ha criticado duramente las políticas comerciales de China.

 

Esta semana, Trump descartó una reunión con su par chino, Xi Jinping, antes de marzo. El eventual acuerdo dependería de ese diálogo personal.

 

En su discurso del Estado de la Unión este martes, el presidente norteamericano dijo que estaba trabajando con Xi por un nuevo acuerdo comercial que “debe incluir un cambio real y estructural para poner fin a las prácticas comerciales desleales, reducir el déficit comercial crónico y proteger los empleos”.

 

En diciembre, Trump accedió a suspender durante 90 días, hasta el 2 de marzo, su plan de subir al 25% los aranceles a cientos de productos chinos. La duda ahora reside en si este plazo se prorrogará y si se mantendrán los gravámenes en la tasa actual del 10%.

 

En total, Washington impuso aranceles a productos chinos por el valor de US$ 250.000 millones desde julio. Trump había amenazado con sancionar bienes por otros US$ 267.000 millones, lo que superaría con creces el volumen de importaciones de China a EE.UU., que en 2017 se situó en US$ 506.000 millones.

 

China ha aplicado como represalia medidas recíprocas a más de US$ 60.000 millones en importaciones estadounidenses, casi la mitad de los US$ 130.000 millones que compró en 2017.

 

Los mercados del mundo observan ansiosos la negociación, a la espera de las reacciones que podrían desencadenarse.

Te puede interesar

Dejá un comentario