Se amplía el rechazo opositor a los aumentos

4 de enero, 2019

Moyano y Yasky

 

Los aumentos en transporte y en energía que anunció el Gobierno antes de fin de año empiezan a generar dolores de cabeza para el oficialismo, aun antes de verse plasmados en los pasajes y en las boletas que llegan a los usuarios. Distintos sectores de la oposición comenzaron 2019 aglutinándose detrás del objetivo de detener los incrementos de tarifas. Ayer, se pronunciaron en ese sentido el líder del Frente Renovador (FR), Sergio Massa, y la alianza sindical que conforman el sindicato de camioneros y las dos vertientes de la CTA. Se sumaron así a voces como las del kirchnerista Agustín Rossi, entre otros. Massa pidió que el rechazo se plasme en el Congreso y en la Corte Suprema; los gremios anunciaron protestas y también recursos judiciales.

 

Las críticas contra el gobierno del presidente Mauricio Macri por los aumentos de tarifas anunciados los últimos días de diciembre llegaron desde Córdoba, donde Massa hizo una recorrida por la ciudad de San Francisco, y desde la Capital Federal, con una conferencia de prensa de los gremios que no están enrolados en la CGT que se desarrolló en la sede de la CTA de los Trabajadores.

 

Massa anunció que habrá resistencia política contra los aumentos, tanto en el Congreso como en la Corte Suprema de Justicia de la Nación. “Somos una amplia mayoría social y política que está en contra de este nuevo tarifazo”, dijo el líder del FR durante una recorrida por el parque industrial de la ciudad cordobesa de San Francisco. Y agregó que buscará “convertir la mayoría social en mayoría política para frenar en el Congreso y en la Corte este nuevo atropello”.

 

El exdiputado calificó de oportunista al Gobierno y prometió un enero de oposición a los aumentos. “El oportunismo del Gobierno, aprovechando la distracción de la gente en fin de año, anunciando aumentos, va a pegar en febrero. Por eso nuestra posición va a ser muy dura, vamos a trabajar todo enero para evitar que esto suceda”, subrayó en su recorrida, en la que dialogó con empresarios industriales y comerciantes, según un comunicado que difundió su espacio político.

 

“En los tarifazos es donde más se ve la soberbia y la falta de sensibilidad de este gobierno, porque 20 millones de argentinos ven como diez empresas se llevaron mucha de su plata a costa de su esfuerzo. La razonabilidad se perdió. La electricidad aumentó 1.500% en los últimos tres años y esto es pérdida de capacidad de compra para el jubilado, la pyme, el comercio”, criticó Massa en medio de su visita cordobesa, acompañado por varios aliados, como los diputados Diego Bossio y Martín Llaryora, y el intendente de San Francisco, Ignacio García Aresca.

 

El frente gremial también traerá tormentas para el Gobierno a partir del último aumento de tarifas anunciado. En la sede porteña de la CTA de los Trabajadores confluyeron el secretario adjunto de los camioneros, Pablo Moyano, y los líderes de las dos vertientes de la CTA, Pablo Micheli y Hugo Yasky, para anunciar marchas de antorchas como medidas de protesta. Lanzaron un cronograma de movilizaciones a la luz de las velas que comenzará el próximo jueves, con una marcha que saldrá de Avenida de Mayo y 9 de Julio y finalizará frente al Congreso.

 

En la grilla de protestas contra el tarifazo que anunciaron los gremialistas también figuran otras movilizaciones, que siempre serán los días jueves. El cronograma adelantado ayer contempla marchas en Rosario (17 de enero), en Mar del Plata (el 24), y en Mendoza (el 31). Prometen seguir en febrero.

 

Moyano deslizó que el plan de lucha podría empalmarse con más protestas en marzo. Según informó la agencia Télam, el dirigente camionero dejó entrever la posibilidad de otras medidas de fuerza, al sostener que en marzo estarán “en la calle”. Y subrayó: “Desde el Frente Sindical siempre vamos a estar del lado de los trabajadores”. Micheli llamó a la movilización. “Dejen de quejarse en sus casas y salgan a la calle con velas”, pidió, y remarcó la unidad de los gremios ante “el brutal aumento de tarifas que impacta sobre la ciudadanía”. Yasky adelantó que la vía judicial también está en los planes de la oposición gremial contra los aumentos de tarifas. Dijo que promoverán “acciones judiciales” contra “el tarifazo, por violar todas las leyes previstas” para el aumento en los servicios públicos. Además, habló de impulsar “acciones penales contra funcionarios” del Gobierno por los incrementos anunciados.

 

Los funcionarios encargados de comunicar los aumentos fueron, al filo del cierre de 2018, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y Javier Iguacel, que horas después de anunciar los incrementos en los servicios dejó su cargo al frente de la Secretaría de Energía, en la que había reemplazado a Juan José Aranguren.

 

Según los anuncios oficiales, el transporte público aumentará un 38% entre enero y marzo, mes en el que el boleto mínimo del colectivo llegará a los 18 pesos. Los pasajes de los trenes metropolitanos aumentarán, con mínimas diferencias entre los ramales, entre 75 centavos y un peso. El boleto de subte subirá dos pesos en marzo, y otros dos pesos en abril. Dietrich dijo que las subas se dan por la necesidad de “actualización, por la quita de subsidios y suba de costos” y “para dar cierta lógica de funcionamiento al sistema con muchas inversiones”.

 

Las facturas de gas en el área metropolitana tendrán una suba de 35% en el mes de abril; las de electricidad, experimentarán un alza de 55% en todo 2019. Todos estos incrementos fueron anunciados el 27 de diciembre.

 

Las críticas de Massa y los gremios contra los aumentos anunciados a fines de 2018 se suman a las de otros sectores. El kirchnerismo las hizo públicas anteayer, a través de Agustín Rossi, jefe de su bancada en Diputados. El exministro de Defensa de Cristina Kirchner pidió aglutinar a toda la oposición detrás de una iniciativa legislativa que frene los aumentos porque, según indicó, “hay bastante consenso en la oposición para tratar un proyecto que suspenda los aumentos en tarifas y congele los valores”. Hoy hace una presentación de sus propuestas económicas en Mar del Plata, en plan precandidatura presidencial (subordinada a la presentación como candidata, o no, de la exmandataria).

 

Los intendentes peronistas del conurbano están también en sintonía opositora contra los aumentos. El jefe comunal de San Martín, Gabriel Katopodis, señaló que unos 40 intendentes están armando un amparo judicial conjunto.

 

En las redes sociales circula un llamado a un cacerolazo contra los aumentos para hoy, réplica del que se realizó en algunos puntos de la ciudad el viernes pasado

Te puede interesar


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *