Macri y Vidal juntos y con ruido electoral de fondo

24 de enero, 2019

macri y vidal _suipacha2

 

En medio de las tensiones que atraviesa Cambiemos por el debate sobre el posible desdoblamiento de las elecciones de la provincia de Buenos Aires, el presidente Mauricio Macri se mostró con María Eugenia Vidal ayer, luego de un mes sin verse, en una recorrida por las obras que se realizan en la Ruta Nacional 5, a la altura de la localidad bonaerense de Suipacha.

 

“Estamos llevando a cabo obras que generan trabajo para que los productores y los industriales puedan llevar sus servicios a otros argentinos, y al resto del mundo. Con las mejoras en esta ruta se bajarán costos logísticos y eso generará más y mejor empleo. Pensamos a largo plazo y sentando las bases para poder crecer”, señaló Macri, en claro tono de campaña.

 

“Acá no hay magia, y este es el único camino. No hay otro. Este es el rumbo de la dignidad y del trabajo. De esta forma, los ciudadanos serán los protagonistas del gran futuro que tenemos por delante”, puntualizó el Jefe de Estado, siempre buscando diferenciarse de la gestión anterior.

 

Desde el entorno de ambos mandatarios se buscó restarle trascendencia electoral al encuentro que sirvió para poner en escena una vez más la discusión hacia el interior de la alianza de Gobierno. El día martes, los partidos integrantes de Cambiemos anunciaron que aquellos candidatos a gobernador en provincias desdobladas, no podrán competir en octubre por cargos nacionales. Gesto que exhibe la falta de liderazgo de la Casa Rosada en ele ejercicio de la jefatura de campaña.

 

Si bien Vidal expresó en reiteradas ocasiones que no pelearía por la presidencia, la decisión parecería traducirse como un claro mensaje en el cual se ubica a las estrategias provinciales subordinadas a la nacional.

 

El caso más notorio de ello es el de Horacio Rodríguez Larreta, que se encamina a unificar las elecciones porteñas. Muchos intendentes de peso dentro de la estructura del PRO impulsan el desdoblamiento con el argumento de que los intendentes del peronismo jugarían fuertemente para sus propias reelecciones pero no así en la elección nacional en la que el peronismo bonaerense se apresta a llevar a Cristina Kirchner al tope de la boleta. Al mismo tiempo algunas voces argumentan que Cambiemos podría ganar muchos más municipios que hoy son gobernados por el peronismo.

 

Desde La Plata deslizan que un contundente triunfo en tierras bonaerenses, cortaría en seco la racha de victorias peronistas en las provincias y daría impulso a la candidatura de Macri.

 

“El desdoblamiento es algo que van a charlar Mauricio con María Eugenia”, repiten en el entorno de la gobernadora, al tiempo que le restan importancia a la suspensión de la reunión que la mesa chica del PRO mantiene cada 15 días en la sede de la calle Balcarce, algo que ocurrió en el inicio de esta semana.

 

La charla parecería haber quedado postergada para marzo, cuando el Presidente y la gobernadora le podrán fin a las especulaciones bajo la mirada atenta del jefe de campaña Marcos Peña y el asesor Jaime Durán Barba. El ruido en torno al posible adelantamiento, no hace más que exhibir el impacto que el deterioro económico tiene en la imagen presidencial, fundamentalmente en el conurbano bonaerense.

Te puede interesar

Dejá un comentario


Dejá un comentario