Escenario está abierto, dice SBS, pero Macri sacó una leve ventaja

14 de enero, 2019

Macri Twitter

 

El 2018 fue muy malo para las aspiraciones electorales de Cambiemos. En rigor, la imagen de Mauricio Macri, que arrancó muy alta tras la contundente victoria electoral e 2017, se desplomó e ingresó en un cono de sombras.

 

El dato alentador (el atenuante, mejor dicho) es que la crisis explotó un tiempo antes antes de que la ciudadanía entre en “modo electoral” y que, si bien tardó varios meses en encarrilarse (y con costos no menores), el barco empieza a estabilizarse y así mejora las probabilidades electorales de Cambiemos. Por cierto, la economía será un pasivo a la hora de decidir el sufragio y llegará magullada, muy lejos del escenario que el propio Gobierno pintaba por finales de 2015. Pero llegará mejor que en 2018.

 

Dado que la imagen de Macri no se desplomó (a pesar de la caída) y la oposición sigue dividida, Cambiemos tampoco necesita una brusca reversión de la economía para ilusionarse. Con el dólar manso, alguna desinflación en el margen y la recesión haciendo piso en algún momento del primer semestre, puede ganar, dado que son esos meses previos los que moldean el voto de los indecisos, que hoy son más del 30%, según el último sondeo de UdeSA.

 

Por todo eso, hay cierto optimismo en el mercado con los últimos acontencimientos y el arranque financiero del 2019. En su último reporte mensual, el Grupo SBS dijo: “En la arena política, los movimientos sugieren que la elección se decidiría en una batalla final entre Macri y el populismo representado por CFK”. Agrega: “Hay tres fuertes señales que por ahora le dan la ventaja a Cambiemos”. ¿Cuáles son?

 

“Primero, la aprobación de Macri aumentó sensiblemente en el último mes sobre la base de mejoras de política exterior e infraestructura, apuntando que el Gobierno puede dar pelea con la economía en contra”, dice el informe.

 

“Segundo, CFK se mantiene como la principal oposición y bloquea las aspiraciones del peronismo, una ventaja importante teniendo en cuenta que casi dos terceras partes de la población jamás la votarían”, agrega.

 

“Tercero, una buena parte de las provincias ya decidió desdoblar las elecciones a gobernador de los comicios presidenciales, sugiriendo que el peronismo no quiere compartir boleta con CFK pero tampoco ve que pueda surgir un candidato no kirchnerista que sea capaz de reunir el apoyo suficiente”, dice SBS.

 

Así, concluye el reporte, “seguimos considerando que Cambiemos cuenta con una ventaja respecto del resto de los espacios políticos, aunque reconocemos que el escenario se mantiene muy abierto” y agrega que la tensión seguirá a lo largo del año. “Naturalmente, la decisión del Gobierno de polarizar con su extremo opuesto anticipa tensiones políticas muy importantes y eleva enormemente la incertidumbre de cara a los próximos meses, lo que debiera pesar sobre el desempeño de la economía y alimentar una gran volatilidad”.

Te puede interesar


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *