Lousteau y Alfonsín tensan los límites de Cambiemos

3 de enero, 2019

 

El diputado nacional y referente del radicalismo de la ciudad de Buenos Aires, Martín Lousteau, sostuvo en una extensa entrevista brindada al diario Clarín que Cambiemos debe ampliarse. En concreto, mencionó a dos dirigentes: la exdiputada y titular del GEN, Margarita Stolbizer y el actual gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz.

 

Rápidamente, ambos dirigentes del arco progresista salieron a desmarcarse de las declaraciones de Lousteau y pusieron distancia con la coalición liderada por el presidente Mauricio Macri.

 

“Claramente tenemos posición crítica de Cambiemos y estamos queriendo competir en 2019 con una alternativa superadora de la grieta”, sostuvo el mandatario santafesino en declaraciones radiales ayer miércoles descartando su eventual incorporación a Cambiemos. La provincia del litoral, es una de las que no firmó la adenda del Pacto Fiscal y que mantiene un litigio que deberá resolver la Corte Suprema con la Nación por el reclamo de fondos.

 

En la misma línea, desde el GEN sostuvieron en un extenso comunicado: “No podemos ser parte de Cambiemos porque la coalición de gobierno, liderada en exclusiva por el PRO, no cree en la política ni en el Estado; ha rechazado un pacto social y no ha cumplido ninguna de sus promesas electorales”, sostuvieron. Ambos dirigentes del progresismo, se han mostrado en el último tiempo más cercanos a la figura de Sergio Massa e incluso existen conversaciones para que el armado progresista pueda eventualmente confluir en el armado de los gobernadores no alineados con el kirchnerismo.

 

Lousteau, quien desde el año pasado viene solicitando la formación de Cambiemos en la Ciudad, brega por la apertura hacia otros sectores de la política e incluso en el radicalismo hay algunos que se ilusionan con su candidatura presidencial dentro de la alianza de Gobierno, aunque aún resta para eso. Es en esa misma dirección que el exdiputado y dirigente de la UCR Ricardo Alfonsín salió a marcar posición en redes sociales, reclamándole a la UCR una mayor predisposición a la hora de discutir el diseño de las políticas.

 

“Defender un candidato propio, no es otra cosa que defender las ideas del partido. ¿Defender, con humildad y sin sentirnos dueños de la verdad, lo que uno cree que es lo mejor para el país está mal? ¿Es mejor lo que hicimos hasta ahora? Luego de tres años, los hechos dicen que no”, reflexionó el hombre “boina blanca”.

 

Tanto Alfonsín como Lousteau, se han mostrado de manera conjunta en el último tiempo. En octubre pasado, a la hora de la conmemoración de los 35 años de la elección en la que Raúl Alfonsín resultó electo presidente, se mostraron juntos en un acto organizado por la UCR de la Ciudad. Pocas semanas atrás lo hicieron junto al intendente de la ciudad de Córdoba, el correligionario Ramón Mestre, en la inauguración de un establecimiento educativo.

 

Más allá de la buena sintonía entre ambos dirigentes, queda claro que una parte de Cambiemos tensa la relación interna de los diversos actores con la intención de ampliar la alianza hacia una mirada socialdemócrata y progresista. Los dos referentes del radicalismo han señalado críticas a la gestión de Cambiemos y fundamentalmente al mecanismo inconsulto en la toma de las decisiones.

 

Aunque con matices, algo similar reclamó el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, quien recientemente reivindicó “la rosca” o el consenso como mecanismo para alcanzar acuerdos políticos.

 

Sin embargo y más allá del ruido interno, la alianza de Gobierno parecería entrar al año electoral replegado sobre su núcleo duro y predispuesto a confrontar con la figura de la expresidenta, Cristina Kirchner.

Te puede interesar


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *