Llegan más bancos digitales

8 de enero, 2019

 

Por Enrique Pizarro 

 

A partir de este año, el país dará un paso firme hacia los bancos digitales. Tras el debut hace seis meses de Wilobank, que ya cuenta con cerca de 25.000 usuarios que manejan sus cuentas desde su smartphone, otros tres proyectos se preparan para ampliar la oferta de bancos sin sucursales y empezar a operar en 2019: Brubank, Openbank y Naranja Digital, que de la mano con esta tendencia mundial ofrecerán los servicios de una entidad tradicional, como cuentas de ahorros en pesos y en dólares, tarjetas de crédito, préstamos e inversiones, pero de forma completamente online, “abierto” todos los días las 24 horas.

 

“Nosotros pensamos que este año va a explotar fuertemente la banca digital”, dice Guillermo Francos, presidente de Wilobank, en diálogo con El Economista. Francos asegura que desde la compañía fundada por Eduardo Eurnekian no le temen a la competencia que se aproxima, sino que, al contrario, lo ven como algo muy beneficioso para ellos porque creen que esto movilizará a la gente hacia el uso del banco digital. Este año esperan cuadruplicar su cartera y llegar a los 100.000 usuarios, mientras operan como primeros y únicos hasta el momento en el país bajo esta modalidad.

 

En orden de salida le sigue Brubank, que desde agosto pasado cuenta con la licencia del Banco Central para operar y desde septiembre se encuentra haciendo pruebas técnicas y mejoras del producto con un grupo cerrado de familiares y amigos, según indicaron desde la compañía a El Economista. La entidad fundada por el expresidente del Citibank, Juan Bruchou, planea salir al público próximamente, aunque lo hará de forma gradual enviando de invitaciones y solicitudes de suscripción, según confirmaron a este medio.

 

En tanto, la propuesta del Grupo Santander, Openbank, que opera en España desde hace varios años y cuenta con más de un millón de clientes en ese país, tiene previsto arrancar en la Argentina a mediados de este año, según indicó en un encuentro del grupo financiero en Londres el Ceo de la entidad digital, Federico Procaccini, ex número uno de Google Argentina.

 

“Creemos que la tendencia a la digitalización es mundial. Es una necesidad y hay que estar presentes”, afirma a El Economista Gustavo Fazzio, director de Naranja Digital, el proyecto del Grupo Financiero Galicia que espera la aprobación del BCRA para poder iniciar operaciones a principios del segundo semestre. “El Banco Central está promoviendo resoluciones para este tipo de proyectos. Ha ido facilitando permisos para favorecer la inclusión financiera”, asegura Fazzio.

 

Las compañías digitales coinciden en que apuntan principalmente al sector no bancarizado, que es una porción bastante amplia de la población, teniendo en cuenta que cerca de la mitad del país no es cliente de los bancos tradicionales. Además, por la asociación con la tecnología, el uso constante del smartphone y la predisposición a lo nuevo, sus expectativas están puestas mayormente en el público más joven.

 

“Sabemos que en el segmento de edades más jóvenes la adopción digital va a ser mucho más alta”, afirma Fazzio. En la misma línea, opina Francos: “Creemos que hay un gran nicho con los youtubers y gamers, los chicos que juegan por Internet”. Sin embargo, cabe destacar que, según indican desde Wilobank, hasta el momento sólo el 33% de sus clientes son menores de 30 años, mientras que la mayoría se ubica entre los 30 y 50 años, que representa el 56% de sus usuarios.

Te puede interesar


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *