Las elecciones tendrán dos debates presidenciales obligatorios

11 de enero, 2019

debates presidenciales

Las elecciones presidenciales del 27 de octubre tendrán este año el condimento histórico de la realización, por primera vez en la Argentina, de al menos dos debates obligatorios entre los candidatos presidenciales. Lo que es más, podrían ser cuatro en caso de que llegásemos a balotaje.

 

Los primeros dos deben realizarse por lo menos un mes antes de las elecciones generales del 27 de octubre. Uno se hará en la ciudad de Buenos Aires, el cual ya tiene fecha para el 13 de septiembre, mientras que el segundo ocurrirá en una ciudad del interior del país. El primero será, entonces, 44 días antes de las elecciones, según el cronograma electoral.

 

El vicepresidente de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Alberto Dalla Vía, explicó a Télam que la preparación de los debates se realizará según la  ley 27.337 de 2016. Agregó que en caso de balotaje (24 de noviembre), se harán otros dos con el mismo formato.

 

La CNE, que tiene a su cargo la organización y el escrutinio definitivo de la elección (no el provisorio), decidió crear un consejo plural de asesoramiento. Éste definirá el formato y los temas de exposición por parte de cada uno de los candidatos a presidente.

 

La ley también establece penas para los que postulantes que no participen, y dejen “el sillón vacío” durante el debate.

 

En las últimas elecciones presidenciales de 2015, en las que Mauricio Macri (Cambiemos) venció a Daniel Scioli (Frente para la Victoria) por 51,34% a 48,66% en el balotaje, se hicieron dos debates, uno antes de la general y el otro previo a la segunda vuelta. Pero no fueron obligatorios, sino que fueron organizados por la ONG Argentina Debate, y se hicieron ambos en la Facultad de Derecho de UBA, en la Ciudad de Buenos Aires.

 

“Ahora tenemos la responsabilidad que nos da una ley sancionada por el Congreso, que es la de ocuparnos del debate presidencial. El debate nació desde la sociedad civil como un bien público originado en un grupo de Argentina Debate, del cual participaron muchas ONGs, pero que ahora la ley pone en manos de la Cámara Electoral”, contó Dalla Vía a Télam.

 

“Por eso hemos convocado a distintas organizaciones, entre ellas Argentina Debate, pero además a muchas otras de distinto signo político. Porque esto va a ser un debate entre fuerzas políticas de distinto color y distinta ideología. Hemos tratado de conformar antes de fin del año pasado un consejo asesor con un amplio espectro ideológico y, al mismo tiempo, empezar a visualizar cuáles son las tareas que vamos a tener que llevar adelante”, expresó el vicepresidente de la CNE.

 

En cuanto al formato del debate presidencial, detalló que “entre otras cosas, hay que decidir en qué lugar del interior se hará el segundo, los temas y quién moderará al debate”, un aspecto que parece complejo para los organizadores.

 

En tanto, el secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, quién tiene a su cargo todo lo relacionado con la elección que depende del Poder Ejecutivo, evaluó que el cruce de candidatos “ahora es obligatorio y eso es muy importante para el ciudadano pueda conocer la propuesta de los postulantes y así llegue informado a hora de votar”.

 

Acerca de la realización de dos debates, uno en la Capital Federal y otro en el interior del país, consideró que ello “es beneficioso” para la gente y recordó que eso surgió como propuesta desde el Congreso durante el tratamiento de la ley 27.337, que reformó el Código Electoral.

 

Pérez destacó el hecho de que habrá sanciones para el candidato que no quiera participar del debate, ya que es obligatorio. Un ejemplo puede ser quitarle “los espacios de publicidad en los medios audiovisuales”.

 

A su vez, Dalla Vía anticipó, sobre los pormenores de los históricos debates: “Nuestra idea es que sean los propios equipos de campaña de los candidatos los que vengan a una audiencia en la Cámara Electoral y lo acuerden”. Pero aclaró que “en caso de que no haya acuerdo, decidirá la Cámara, ya que somos jueces y nuestro trabajo es decidir, pero primero vamos a buscar el consenso político y el diálogo”.

 

Te puede interesar


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *