Proyecto que genera debate

9 de enero, 2019

 

La idea de bajar la edad de imputabilidad a los 15 años, que anteayer puso en agenda la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, tuvo repercusiones en el arco político, que se movieron entre la cautela y el apoyo. El oficialismo respaldó la intención gubernamental, pero la Coalición Cívica optó por resaltar un proyecto propio sobre el tema. El FR también destacó sus propias iniciativas, y desde Alternativa Federal pidieron esperar que se conozca el anteproyecto gubernamental.

 

“El proyecto reemplaza a un decreto ley del genocida (Jorge) Videla, modificado por (Reinaldo) Bignone y que fue mantenido por todos los gobiernos democráticos posteriores a la dictadura cívico militar, y que claramente requería una actualización acorde al paso del tiempo y a una visión democrática de la temática”, opinó el diputado Daniel Lipovetzky (PRO), en declaraciones consignadas por la agencia Télam.

 

No obstante su respaldo en general a la iniciativa que hizo pública Bullrich, el diputado Lipovetzky marcó diferencias. “Para los delitos graves la edad debería ser 14 años, más acorde a la legislación comparada. Recordemos que la edad promedio en el mundo es de 12 años aproximadamente”, destacó. Pero remarcó que el anteproyecto que llegará al Congreso posiblemente en febrero, para ser tratado en extraordinarias, “no sólo propone bajar la edad de imputabilidad, sino regular todo lo atinente a la atención y seguimiento del Estado de un menor que está siendo juzgado por la comisión de un delito”.

 

Si bien no se pronunció sobre el tema, Elisa Carrió replicó en su cuenta de la red social Twitter mensajes de legisladores de la Coalición Cívica que destacaban que en 2002 la referente del partido había presentado un proyecto sobre la responsabilidad penal juvenil. Así, Carrió replicó los mensajes de los “lilitos” Maximiliano Ferraro y Juan Manuel López, quienes publicaron: “Desde el año 2002, @elisacarrio y la @CCARI_ Nacional venimos proponiendo un Régimen Penal Juvenil para jóvenes de 14 a 18 años.

 

No se trata de una simple baja de la edad de imputabilidad, se trata de legislar como lo establece la Convención de los Derechos del Niño”. “No se está hablando sólo de bajar la edad de imputabilidad, sino de hacer un programa integral. Es la única manera de encarar el tema en profundidad”, señaló la senadora Silvia Giacoppo (Cambiemos), al respaldar la postura oficial.

 

La jefa del bloque del Frente Renovador en Diputados, Graciela Camaño, recordó que, en octubre de 2016, Sergio Massa presentó un proyecto de régimen penal juvenil que, dijo, “no es solamente bajar la edad a 14 años”, sino que busca “la protección del joven con un trabajo detallado e importante sobre esto”. Aprovechó la ocasión para chicanear al oficialismo: “Estamos esperando desde 2016 que Cambiemos deje de ‘marketinear’ con la política y trabaje. En 2017 y 2018 cerró el Congreso”.

 

Para Pablo Kosiner, presidente del bloque del PJ en Diputados, “desde la necesidad de modernizar el sistema penal juvenil es positiva la decisión” del Gobierno de impulsar este debate. Sin embargo, reprochó que no se conozca el texto de la propuesta. “Está pasando algo muy raro, todo el mundo opina sobre lo bueno o malo del proyecto de baja de edad de imputabilidad de los menores sin que éste haya sido publicado. Lo primero que tendría que hacer el Gobierno es ponerlo a consideración de todos los sectores “, subrayó en declaraciones radiales.

 

El Economista accedió a un resumen conceptual del proyecto gubernamental. Los ejes de la propuesta son una Justicia especializada, las respuestas que brinda el Estado a los inimputables, un sistema de escalas de penas, la articulación interministerial, mecanismos no tradicionales de resolución de conflictos y un abordaje interdisciplinario.

 

Según la síntesis que obtuvo este diario, a los 15 años habrá imputabilidad para delitos con pena máxima de 15 o más años de prisión. Entre los 16 y los 18,. la imputabilidad regirá para delitos con penas mayores a los tres años.

 

Abiertamente en contra de bajar la edad de imputabilidad se mostró la CTA Autónoma, que conduce Pablo Micheli. En un comunicado, la central sindical expresó su descontento: “Ante este nuevo intento de criminalizar la niñez y la pobreza, la CTA Autónoma manifiesta su completo rechazo a cualquier pretensión de bajar la edad de imputabilidad a los 15 años, medida que viola tratados internacionales como la Convención Internacional de la Niñez y la Adolescencia”.

 

Walter Martello, defensor adjunto del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, también criticó la iniciativa. “Nos preocupa que el reduccionismo punitivo respecto a las diversas problemáticas de las niñas, niños y adolescentes ya no es un error conceptual sino una calamidad para toda política pública de la infancia basada en derecho”, advirtió en un comunicado

Te puede interesar


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *