Dujovne en Davos: “En 2020 volveremos a crecer”

24 de enero, 2019

 

“El mensaje que me gustaría transmitirles hoy es que los shocks que sufrimos en 2018 reforzaron el compromiso de nuestro Gobierno hacia las reformas. Así que decidimos acelerarlas hacia el equilibrio fiscal y, por eso, anunciamos que llegaremos a equilibrio primario en 2019. También recibimos el apoyo de la comunidad internacional a través de los organismos y, sobre todo, del FMI”, resumió ayer, Nicolás Dujovne, en Davos, adonde brindó una conferencia de prensa junto a Guido Sandleris, presidente del BCRA.

 

Además, Dujovne dijo: “Con esta nueva política monetaria estamos viendo la estabilización, la inflación se está desacelerando y las variables se están estabilizando”.

 

Estamos saliendo del episodio de 2018 “más fortalecidos porque estamos resolviendo los problemas usando las herramientas normales”, insistió Dujovne, “y no usando las que usó Argentina en el pasado”.

 

A su vez, reconoció que el crecimiento de 2019 “no será muy rápido” y confirmó que la estimación es de -0,5%, aunque lo atribuyó al arrastre estadístico que deja 2018. “En el 2020 vamos a crecer por las reformas que implementamos en los últimos meses”, amplió y expresó que será un crecimiento más sustentable.

 

Luego, Sandleris hizo un balance de la otra pata del plan 0%, es decir, la del congelamiento de la base monetaria. El exHacienda ratificó el compromiso con la desinflación y dijo que el dígito “no es algo que se pueda lograr en solo un año”. Baño de realismo. Consultado sobre las metas para la marcha de los precios, agregó: “En este régimen buscamos bajar la inflación y estamos dando pasos sólidos, pero no hacemos pronósticos y el compromiso es que cada año sea menor”. Horas más tarde, su número 2, Gustavo Cañonero, se expresó en la misma tónica en el Salón Bosch del BCRA.

 

Dujovne reconoció que hay cierta desaceleración global, pero que el crecimiento es sólido todavía y también ponderó positivamente que Brasil volverá a crecer a una tasa superior a 2% en 2019, “luego de varios años en recesión”.

 

“La estabilización del mercado cambiario fue clave por la consistencia de todo el programa económico, por ejemplo, dejando de transferir dinero hacia el Tesoro, algo que ya no pasa”, retomó Sandleris. También, dijo, “tener la base monetaria como target permita que los inversores y el público general lo pueda chequear todos los días”. Eso (y haber sobrecumplido las metas, claro) ayudó a recuperar la confianza en el BCRA, pero advirtió que la confianza se destruye rápido y se construye lento. “Aún falta mucho”, admitió. Por eso, dijo: “Seguiremos siendo prudentes y no inyectaremos pesos si no hay demanda por ellos”.

 

El apetito por los activos en pesos y la demanda de dinero está mejorando desde niveles bajos, agregó y dijo que a fines de mes analizarán actualizar el límite a la compra de dólares diarios que pueda hacer el BCRA. “Lo analizaremos”, añadió. Actualmente, el BCRA puede comprar US$ 50 millones por día y, desde la primera compra a fines de diciembre, adquirió poco menos de US$ 300 millones.

Te puede interesar

Dejá un comentario


Dejá un comentario