Los debates sobre seguridad, recurrentes en la era Cambiemos

14 de enero, 2019

El Gobierno la introduciría en la convocatoria a extraordinarias de febrero. Una vieja iniciativa oficial con aires de campaña

 

El debate sobre la propuesta de bajar la edad de imputabilidad a los 15 años agitó el clima político la semana pasada. Pero, lejos de tratarse de un caso aislado, la presentación de posturas en torno a temas de seguridad ha sido recurrente en los más de tres años de gobierno de Mauricio Macri, con gran protagonismo de la ministra del área, Patricia Bullrich. El Gobierno tomó posición muchas veces por iniciativa propia, y otras, empujado por hechos que sacudieron a la opinión pública.

 

Entre las definiciones gubernamentales tomadas por iniciativa propia, la primera que puede recordarse es la del “protocolo antipiquetes”, que el Ministerio de Seguridad presentó en febrero de 2016 para intentar controlar los cortes en manifestaciones. Tuvo una aplicación dispar, en particular en la Capital, donde se desarrollan la mayoría de las manifestaciones, muchas de ellas con cortes totales de tránsito. “Este Ministerio no va a permitir que la calle sea un caos. Queremos cambiar la cultura del corte, no vamos a tolerar la extorsión”, fue una de las frases de Bullrich cuando esa iniciativa tomaba estado público.

 

Más cerca en el tiempo aparecen varias tomas de posición fuertes del Gobierno en materia de seguridad, un área de permanente presencia en su agenda, como quedó plasmado una vez más la semana pasada con la iniciativa para bajar la edad de imputabilidad. El protocolo para el uso de armas de fuego para las fuerzas federales fue otra decisión del Ministerio de Seguridad que trajo polémicas. Se oficializó el 26 de noviembre del año pasado y Bullrich la defendió en estos términos, en declaraciones a TN: “Nuestro reglamento no viola los derechos humanos ni es fascista; está basado en las Naciones Unidas, es absolutamente claro, corto, simple, da reglas y protege a la sociedad y a las fuerzas”.

 

En dos ocasiones distintas se focalizó en los inmigrantes y en propiciar una rápida deportación para los que delinquen en el país. El primer momento de esta polémica que tuvo al Gobierno en el centro de la discusión fue el 24 de octubre de 2018, cuando cuatro extranjeros (dos venezolanos, un paraguayo y un turco) fueron detenidos durante los incidentes en la marcha contra el Presupuesto. Bullrich abogó por una salida rápida del país de los detenidos y su postura se replicó en otros funcionarios (e incluso en el senador peronista Miguel Pichetto).

 

La semana pasada, el tema de los inmigrantes que delinquen en el país volvió a ser puesto en agenda por el Gobierno, que postuló la creación de una instancia judicial especialmente dedicada al tema, para acelerar las deportaciones. La ministra de Seguridad señaló en declaraciones a Radio Mitre que “la idea, más que la creación de un fuero, que serían más cargos y más jueces, es la creación de una cámara” y que se buscará “que sea un trámite más rápido (el de la deportación) porque tiene que ver con la seguridad de la gente”.

 

Cuando la realidad deparó hechos conmocionantes, el Gobierno también tuvo oportunidad de poner su postura sobre seguridad en primer plano. Con la desaparición de Santiago Maldonado en Chubut, cuyo cadáver fue hallado el 17 de octubre de 2017, la posición oficial fue de defensa de la Gendarmería, apuntada en ese momento por su accionar en el desalojo de la ruta donde Maldonado manifestaba. Bullrich afirmó que no iba “a tirar a un gendarme por la ventana” y respaldó a la fuerza.

 

Otro caso de la realidad argentina que generó un fuerte pronunciamiento en materia de seguridad por parte del Gobierno fue el del policía Luis Chocobar, quien el 8 de diciembre de 2017 mató a un delincuente que escapaba tras apuñalar a un turista estadounidense, en barrio de La Boca. Macri recibió al policía en la Casa Rosada, el 1 de febrero de 2018, para darle su respaldo. “Hoy recibí a Luis Chocobar en la Casa Rosada. Quería ofrecerle todo mi apoyo, decirle que lo acompañamos y que confiamos en que la Justicia en otra instancia lo liberará de todo cargo, reconociendo su valentía”, escribió Macri ese día, en su cuenta de Twitter.

Te puede interesar


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *