Córdoba: Juez “baja” a la capital y pide apoyos

10 de enero, 2019

 

Luis Juez se “bajó” de donde no se había subido tanto. Principal referente del Frente Cívico y actual titular del Instituto Nacional de Capacitación Política, el dirigente estaba entre los precandidatos a gobernador de la provincia de Córdoba, pero varios cuerpos por detrás de los dos principales: el intendente de la ciudad capital, Ramón Mestre, y el diputado nacional Mario Negri, ambos radicales. Más atrás aparecía Héctor Baldassi, el hombre del PRO. Mientras que Juez intentaba encontrar su lugar.

 

Ayer, el funcionario dio un giro y dijo que buscará administrar nuevamente la ciudad de Córdoba, hoy en manos de Mestre. Juez fue intendente entre 2003 y 2007, cuando decidió pelear la gobernación y perdió ajustadamente contra Juan Schiaretti, el actual mandatario.

 

“Hemos tomado la decisión de ser alternativa, de intentar ser intendente de esta ciudad”, sostuvo en una entrevista con Cadena 3. “A estas alturas, nada nos asusta, hay varios candidatos, lo hablé con todos. Ayer le comuniqué al jefe de Gabinete (Marcos Peña) esta decisión. Puedo aportar desde ese lugar”, agregó el exembajardor en Ecuador.

 

De esta forma, Juez se suma al amplio lote de precandidatos de Cambiemos. Nueve en total. Entre ellos, Diego Mestre, hermano del actual intendente y Rodrigo de Loredo, yerno de Oscar Aguad y expresidente de Arsat. A ellos se suma Felipe Lábaque, actual viceintendente; Javier Bee Sellares, legislador radical; y Soher El Sukaria, presidenta del PRO Capital, entre otros. “Contribuyo desde un lugar que conozco y donde tengo predicamento electoral, y eso no es menor sabiendo que se vota intendente y gobernador el mismo día”, justificó Juez.

 

Juez no había podido posicionarse en la carrera por la gobernación y ahora busca ser prenda de unidad entre varios sectores de Cambiemos. Apuesta a su alto nivel de conocimiento y al antecedente de su paso por la intendencia. En 2007, el candidato que propuso, Daniel Giacomino, pudo ser electo, pero esa sociedad se quebró con el tiempo y Juez no volvió a tener aquel peso en la política local. Con enfrentamientos cruzados con viejos adversarios (los dirigentes radicales que hoy son sus aliados) y viejos aliados.

 

En la vereda de enfrente, Unión por Córdoba tiene dos precandidatos posicionados. Por un lado, Martín Llaryora, exintendente de San Francisco, exvicegobernador y actual diputado nacional. Por el otro, Daniel Passerini, actual vicepresidente de la Legislatura Unicamercal de la provincia.

 

Llaryora es uno de los hombres de más confianza de Schiaretti y encabezó la lista de diputados nacionales en la última elección de medio término, con suerte esquiva. Passerini estaba más ligado al socio histórico de Schiaretti, el fallecido José Manuel de la Sota.

 

“Quiero ser intendente de Córdoba y estoy cada vez más convencido de que Unión por Córdoba volverá a gobernar la ciudad y que (Juan) Schiaretti seguirá siendo nuestro gobernador”, señaló Passerini en estos días. “Desde el año pasado venimos recorriendo la ciudad con Natalia de la Sota; siempre los mecanismos de consenso son la alternativa ideal, si no serán las elecciones internas, pero esas atribuciones las tiene la autoridad del partido”, agregó.

Te puede interesar


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *