Córdoba: Cambiemos se encamina a una interna

23 de enero, 2019

Sin acuerdos electorales a la vista, el radicalismo y el PRO se encaminan a la competencia interna

 

Por Pablo Varela

 

“Está todo listo como para que exista esa interna, es muy difícil que la vayan a bajar”. La frase pertenece a una fuente del radicalismo cordobés que sintetiza el estado en el que se encuentran las definiciones de la alianza Cambiemos hoy en la provincia mediterránea. De no mediar una resolución extraordinaria, el sector encabezado por el intendente de la capital, Ramón Mestre, enfrentará el próximo 17 de marzo al diputado Mario Negri en una interna abierta que no tiene precedentes en la provincia. El sector encabezado por Negri llega en acuerdo con el diputado PRO Héctor Baldassi (quien seguramente complete la fórmula) y con el Frente Cívico, de Luis Juez que competirá por la intendencia de la capital. “Nuestro sector llega mejor armado”, expresó una voz cercana al titular del interbloque de Cambiemos en la Cámara Baja.

 

La Legislatura de la segunda provincia más poblada del país se renueva íntegramente y habrá muchos lugares en las listas para negociar. Negri propuso dirimir candidaturas a través de un pool de encuestas, algo que Mestre aceptó en las últimas horas pero de manera no vinculante. La Casa Rosada le encomendó al mandamás de la UCR Nacional, Alfredo Cornejo que medie, pero ni el mendoncino ni el jefe de la estrategia electoral cambiemita, Marcos Peña, logran por ahora cerrar un acuerdo.

 

En el día de ayer, los partidos integrantes de la alianza Cambiemos anunciaron que aquellos dirigentes que sean candidatos a gobernadores en provincias desdobladas, no podrán competir por cargos nacionales en octubre. Algo que podría complicar una eventual candidatura nacional de Mestre, aunque la ley de doble candidatura impulsada por Juan Schiaretti el año pasado, le garntizaría un lugar en la Legislatura provincial. Rápido de reflejos, Negri salió a respaldar la decisión de Cambiemos a la que calificó de “honestidad política”.

 

Desde el entorno de Mestre confirmaron ante El Economista que existió un encuentro días atrás entre el intendente de la capital y la senadora del PRO Laura Rodríguez Machado. Algunas voces indican que Mestre le habría ofrecido integrar fórmula pero la Casa Rosada puso objeciones: Peña no quiere que los amarillos vayan divididos en las listas. Hay un dato innegable: el PRO cordobés también exhibe fisuras y Baldassi no logra aglutinar adhesiones detrás de su figura.

 

La interna, Negri ya camina la provincia y deberá tonificar su armado contra un adversario que tiene detrás a la estructura territorial partidaria y el apoyo de buena parte de los intendentes radicales de la provincia: un activo nada despreciable a la hora de los comicios.

 

A menos de un mes para el cierre de listas (18 de febrero) y cuando faltan menos de siete semanas para la elección interna, la Casa Rosada no logra establecer una imponer una estrategia electoral unificada en el segundo distrito con mayor cantidad de electores del país, en dónde habrá votación en alrededor de 2.000 mesas.

 

Otro punto importante será la capital, en donde Mestre lleva dos períodos al frente de la misma. La intendencia más importante de la provincia concentra alrededor del 40% del padrón provincial y Cambiemos multiplica nombres para la posible sucesión. Además de Juez, también se anotan en la disputa los radicales Diego Mestre (diputado y hermano del intendente), Rodrigro De Loredo (extitular de Arsat), Felipe Lábaque (actual viceintendente) y el legislador Javier Bee Sellares.

 

Por el lado del PRO, la titular del partido amarillo en la capital Soher El Sukaria. En el oficialismo provincial, perecería estar todo dado para que el candidato sea Martín Llaryora, hombre de estrecha confianza de Schiaretti.

 

Te puede interesar

Dejá un comentario


Dejá un comentario