Carry trade: ya no es con tasas cortas, sino con letras largas

29 de enero, 2019

rueda financiera mercados

 

Por Luis Varela 

 

A pesar de mostrar una gran contradiccion, las estadísticas contado que va presentando Argentina son ciertamente malas, con caídas desgarradoras, pero a contramano de esa foto, los capitales especulativos siguen entrando a este mercado y, sorpresivamente, van tomando posiciones en pesos cada vez más largas.

 

Todo el fenómeno pudo verse ayer en varios canales de negocios. El más evidente fue el gran acontecimiento que vivió la Bolsa de Buenos Aires: mientras todas y cada una de las bolsas del mundo mostraron bajas no demasiado significativas pero bajas al fin, el índice Merval logró terminar con una suba leve, nada destacada, ni en precios ni en volumen, pero con los números en positivo, en medio de una marea roja externa.

 

Y, analizando el movimiento de manera un poco más fina, se comprobó también que el Banco Central tuvo que seguir comprando dólares (compró otros US$ 50 millones) para intentar colocar al dólar dentro de los límites de la banca cambiaria, situación que la autoridad monetaria todavía no logra conseguir.

 

Es que la entrada de dólares especulativos continúa siendo sensible, entran billetes verdes y en lugar de pasarse a pesos para aprovechar las tasas de los plazos fijos, como se veía hasta ahora, están comenzando a colocarse en posiciones más largas.

 

Ayer, mientras en el exterior el dólar subió 0,4% contra la libra y 0,2% contra el chileno y el mexicano; y bajó 0,2% contra el franco suizo y el euro y cedió 0,1% contra el yen y el real, en Argentina estuvo apenas para arriba, gracias a la compra de la autoridad monetaria.

 

El dólar oficial subió 12 centavos hasta $ 38,15, el blue cerró sin cambios a $ 38,25 y el dólar mayorista subió 12 centavos, hasta $ 37,15 colocándose 36 centavos por debajo del piso de la banda cambiaria.

 

Al tiempo que con el resto de las monedas más usadas, medidas en pesos, el euro subió 16 centavos hasta $ 42,43, el real subió 5 centavos hasta $ 9,87 y la libra bajó un centavo hasta $ 48,87.

 

Lo significativo del caso es que los pesos conseguidos con los dólares vendidos ya no van a pleno a los plazos fijos. El stock de este tipo de posiciones sigue creciendo pero muestra una sólida desaceleración.

 

La movida ayer fue muy diferente. El Gobierno licitó dos series de letras del Tesoro en pesos (Lecap), con la idea de recaudar $ 50.000 millones, y lo ciertamente sorpresivo es que hubo un gran exceso de oferta, por lo que este Gobierno ayudado por el FMI dejó afuera $ 36.210 millones, pudiendo colocar deuda en pesos en plazos más largos.

 

De las dos series colocadas ayer por el Tesoro, una vence el 30 de abril, y por ellas se pagó una tasa del 39,79% anual. Y por otra serie que vence en 2020 la tasa llegó al 40,46%. ¿Qué piensan los inversores que venden dólares y buscan meterse en estos títulos? Creen que la inflación será del 25% y que esas tasas son ampliamente positivas.

 

Así, lo que le dio sostén a la Bolsa porteña fue la posición de los bancos, ya que en cada colocación de bonos las entidades financieras obtienen comisiones sustanciosas.

 

Con eso, el 80% de lo operado ayer en acciones se transó en doce papeles: G.F. Galicia tuvo el 27% de los negocios totales, Banco Supervielle llegó al 10% de las operaciones, Petrobras Brasil el 9% y Cresud e YPF el 6% cada una.

 

Con esto y con $ 517 millones operados, la Bolsa de Buenos Aires logró subir 0,1%. En los extremos hubo subas del 2% al 4,7% para Supervielle, Polledo, Havanna, Galicia, Fiplasto, Edenor, Francés e Hipotecario. Con un desplome del 9,1% para Tglt y caídas del 2% al 6,9% para Petrolera del Conosur, Caputo, Garovaglio, Ferrum, Petrobras Brasil, Agrometal, Colorín, Aluar, Capex, Comercial del Plata, Gas Natural, Celulosa, Ternium y Patagonia.

 

Al tiempo que entre los ADR argentinos que cotizan en Nueva York se anotaron subas del 1% al 2,5% para Francés, Edenor, Cresud, Galicia y Bunge; con bajas del 1% al 2% para Tenaris, YPF e Irsa P.

 

En los mercados externos, mientras tanto, todo estuvo en rojo. Hubo retroceso del 0,7% al 1,1% en los índices de la Bolsa de Nueva York, con subas para Canopy y American Airlines y bajas para Vale, Nvidia, Caterpillar y Petrobras. Mientras que hubo una baja del 2,3% en la Bolsa de San Pablo y merma del 0,1% en la de México.

 

El mercado de bonos, en cambio, estuvo muy tranquilo, con toma de ganancias tras las buenas subas de las últimas ruedas (se acerca fin de mes y conviene liberarse de algunas posiciones por cuestiones impositivas.

 

Mientras en el exterior hubo suba para los bonos de Gran Bretaña y leve baja para los bonos de Brasil, Nueva Zelanda y Corea del Sur, los bonos argentinos sufrieron una depuración, con bajo volumen de negocios. El 87% de lo operado en bonos se transó en tres papeles: AY24 75%, AO20 8% y DICA 4%. Subieron los bonos PF23C, PB24C, BNF21, DICYC, PAY0D, BDC28, A2M2 y DICPD y bajaron PU26C, BD2C9, C21DC, BPLE, A2E7, A2E7D, PARP, AA25D, PARA y PARAC.

 

Y lo más destacado del día es que hubo caída del 3,9% para el bitcoin, con derrumbes de hasta el 8% para el resto de las criptomonedas.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Espacio patrocinado





Dejá un comentario