Asignan más espectro 4G para ser licitado

22 de enero, 2019

app celular telefonía dólares

 

El Gobierno decidió entregar más espectro para las telefónicas que estaba en manos de la empresa satelital Arsat, pero ahora será licitado. Por tal motivo, dispuso que el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) asignara en forma directa a la Empresa Argentina de Soluciones Satelitales (Arsat), nuevas frecuencias del espacio radioeléctrico para asignarlas a prestadores privados.

 

Lo hizo a través del decreto 58/2019 publicado ayer en el Boletín Oficial, y que lleva la firma del presidente Mauricio Macri.

 

En el mismo se estableció que “a efectos de generar condiciones de competencia y promover el desarrollo regional, al asignar las frecuencias del espectro radioeléctrico para la prestación de servicios de comunicaciones móviles, el Enacom otorgará participación a prestadores de servicios de telecomunicaciones de carácter regional o local, públicos o privados”.

 

Además, se precisó que esta participación de terceros “no podrá ser menor al 20 % de las frecuencias indicadas”.

 

El decreto destacó que el tráfico de datos de los servicios móviles se duplica año a año y que para acompañar ese crecimiento, mientras se despliega más infraestructura, es necesario periódicamente poner a disposición más espectro a fin de que sea asignado a los distintos prestadores, con el objeto de acompañar el crecimiento de la demanda y asegurar la calidad del servicio.

 

Asimismo, indicó que “en virtud del dinamismo del sector, es necesario implementar un marco normativo adecuado para generar condiciones de seguridad jurídica y fomentar nuevas inversiones mediante la adopción de criterios normativos orientados a mejorar la cobertura de los servicios”.

 

Historia de las bandas

 

El Gobierno sostuvo que “demorar decisiones que implican el tendido de redes y la incorporación de operadores regionales a la oferta de servicios móviles implicaría desigualdad competitiva entre los grandes y medianos operadores, así como privar a los consumidores de mayores opciones”.

 

Estas bandas, que sirven para dar servicios de Internet móvil con tecnología de 3G y 4G, ya tienen su propia historia, pues fueron las mismas que el Estado puso en manos de Arsat para el proyecto Libre.Ar, que nunca se concretó y fueron las asignadas en 2014 a la empresa del grupo Vila, Arlink.

 

El incumplimiento de Arlink hizo que las frecuencias volvieran a Arsat como “reserva” pero recién el año pasado su uso dejó de estar judicializado.

 

Ahora el decreto le otorga al Enacom la facultad de asignar estas frecuencias “a efectos de generar condiciones de competencia y promover el desarrollo regional”.

 

Dispone también que “20% de las frecuencias serán otorgadas a “prestadores de Servicios de TIC de carácter regional o local, públicos o privados”.

 

La licitación de frecuencias del 2014 generó para el Estado ingresos por US$ 2.200 millones. En este caso, los analistas entienden que el monto a recaudar estará un 60% por debajo de lo pagado en esa oportunidad. Y esto debido a que las empresas no tienen la urgencia del 2014, cuando el atraso en la licitación de 4G, llevó a sobresaturar las redes de 2G y especialmente 3G, además del equilibrio entre precio y requisitos.

Te puede interesar

Dejá un comentario


Dejá un comentario