Prat-Gay “calienta motores”, pero aún no decidió si juega

4 de diciembre, 2018

Alfonso Prat-Gay, como todo hombre con vocación pública, está incómodo en el llano. Vacío. En la búsqueda de nuevos rumbos tras su exitoso paso por el Ministerio de Hacienda entre diciembre de 2015 y diciembre de 2016. En ese horizonte aparece Tucumán, la provincia de origen de su familia.

 


Por ahora, la decisión es seguir recorriendo el distrito, hoy gobernado por el peronista Juan Manzur, y esperando que la ingeniería electoral, que se decidirá en Balcarce 50, ofrezca una ventana. Mañana, precisamente, el economista estará en Alberdi y Bella Vista, dos localidad ubicadas al sur de la capital provincial. Lo anunció hoy en Twitter, junto con una encuesta de la consultora Aresco, de Julio Aurelio, que lo mostraba segundo, con una intención de voto de 25%, a escasos puntos de quien fuera antecesor de Manzur: José Alperovich, hoy nuevamente en el universo kirchnerista. Un mensaje apuntando más hacia Casa Rosada que hacia Tucumán.

 


Cerca suyo comentan que el interés por competir está, pero que dependerá de lo que se decida en Casa Rosada y, en particular, lo que resuelva el jefe de Gabinete, Marcos Peña, con quien la relación no terminó muy bien allá por finales de 2016. Hoy Peña, alejado del control de la economía, está enfocado en el armado electoral y, como siempre, en la comunicación.

 

 


A la vez, hay otros pretendientes por el sello Cambiemos. José Cano y Silvia Elías de Pérez, entre ellos. Pero ese no es el único obstáculo. Será, desde ya, una competencia muy difícil por la presencia de dos pesos pesados como Manzur y Alperovich. Como Tucumán votaría en agosto, mismo mes que las PASO a nivel nacional, los comicios van a tener un impacto político no menor. ¿Jugará todas sus fichas Cambiemos en un distrito que el PJ controla desde 1999?

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *