Macri gana aire para la gestión de la crisis local

3 de diciembre, 2018

Encuentro de mandatarios en el Teatro Colón, el viernes pasado

 

Macri la rompió”, señaló, sin reparos, el jefe de Gabinete Marcos Peña. “Como argentinos tenemos que sentirnos orgullosos de haber realizado este G20 en el que sobresalieron el diálogo y el consenso”, dijo Fernando de Andreis, secretario general de la Presidencia. “Es una jornada histórica, otro voto de confianza para seguir alentando inversiones y afianzar vínculos comerciales con los mercados de exportación”, consideró Luis Naidenoff, senador radical y presidente del interbloque de Cambiemos.

 

En la mesa chica del Gobierno, entre los funcionarios del organigrama estatal y en el círculo de referentes políticos de Cambiemos, la cumbre del G20 revitalizó ánimos, potenció el optimismo y morigeró preocupaciones e incertidumbre. El saldo positivo del balance de las reuniones y del documento consensuado entre los mandatarios, la inexistencia de hechos de violencia o de inseguridad y algunos gestos de los participantes contribuyeron a generar este clima, que el Gobierno intentará extender en la coyuntura local el mayor tiempo posible.

 

Con ese objetivo, el presidente Mauricio Macri convocó para hoy a una conferencia de prensa, abierta a medios nacionales e internacionales, en la Casa Rosada. El temor a que se “evapore” prontamente debido a un contexto adverso en términos económicos y sociales, con indicadores en retroceso y pocas perspectivas de mejora en el corto plazo, acicatea a los encargados de la estrategia de comunicación oficial y a los que tienen a cargo de trazar los primeros esbozos de campaña electoral. Reiterar la idea de que el país “volvió al mundo” con la administración de Cambiemos y destacar el “rol de líder regional” de Macri aparecen como dos obsesiones en Casa Rosada por estas horas, a la luz de lo que dejó la cumbre de líderes.

 

La ronda de prensa, abierta a medios nacionales e internacionales acreditados, está convocada a las 9:45 en el Salón Blanco de la Casa Rosada, informó un comunicado de Presidencia de la Nación. Según se estipuló, el jefe de Estado responderá ocho preguntas, aunque dejó abierta la posibilidad de que conteste dos adicionales, “en caso de que pueda extenderse el encuentro”. La dura realidad del país, con aquellos indicadores, muestra un escenario cuesta arriba a menos de un año para las presidenciales, donde Macri buscará su reelección y Cambiemos, ganar terreno.

 

Con aquellos indicadores adversos, cayeron también la imagen positiva del Gobierno y las expectativas sobre el futuro del país. Por caso, las últimas encuestas muestran un escenario de paridad de Macri con la expresidenta Cristina Kirchner, polarización mediante. Escenario que atrae a un sector del Gobierno (en especial, al jefe de Gabinete Peña y al consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba) y que preocupa a otro, los que apuestan a la mayor fragmentación del espacio opositor. El peronismo, en particular.

 

Luego de la crisis cambiaria y la ardua renegociación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el Gobierno vuelve a tomar algo de aire. Insuficiente, según cualquier análisis. Necesario, por donde se lo mire.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *