Los 31 consensos logrados en el G20

2 de diciembre, 2018

G20 Comunicado Final

Tras dos jornadas arduas de debates, y tras un año de reuniones preparatorias abordando tema por tema, los líderes del G20 reunidos en Buenos Aires suscribieron ayer un documento titulado “Construyendo consenso para un desarrollo justo y sostenible”.

 

El texto fue fruto de múltiples negociaciones, y contó con el consenso de todos los países firmantes, más allá de que Estados Unidos dejó sentada, en el mismo documento, una posición divergente en el cambio climático.

 

A continuación, las conclusiones básicas del texto de 31 puntos.

 

Educación.  Recuerda que es un “área estratégica de política pública para el desarrollo de sociedades más inclusivas, prósperas y pacíficas”. Por eso subraya “la importancia de la educación de las niñas” y llama a una mayor coordinación con el empleo. También habla de desarrollar “competencias claves tales como aprender a aprender” y de “habilidades digitales”.

 

Comercio. En uno de los puntos más debatidos, el texto no menciona la palabra “proteccionismo”, que Estados Unidos rechaza para referirse a sus políticas, ni tampoco “libre comercio” o “multilateralismo”. Pero el documento reconoce que “en la actualidad, este sistema es insuficiente y hay espacio para mejorarlo”. En esa línea sostiene que la Organización Mundial de Comercio (OMC) no cumple con sus objetivos y apuesta a reformarla “para mejorar su funcionamiento”.

 

Cambio climático. Fue otra área crítica, luego de que Donald Trump anunciara que su país abandonaba el Acuerdo de París, donde todos los países del mundo se comprometían a reducir las emisiones de gases que provocan un acelerado efecto invernadero sobre el planeta. Finalmente el texto dice que los mandatarios que suscribieron el Acuerdo de París “reafirman que el pacto es irreversible y se comprometen a su plena aplicación”.

 

En el punto siguiente, aclara que “Estados Unidos reitera su decisión de retirarse del Acuerdo de París y afirma su fuerte compromiso con el crecimiento económico y el acceso y la seguridad de la energía, utilizando todas las fuentes de energía y tecnologías, mientras protege el medio ambiente”.

 

Tecnología. Reconoce que los cambios tecnológicos crearán “desafíos para particulares, empresas y gobiernos”. Sostiene que “las respuestas políticas y la cooperación internacional ayudarán” a enfrentarlos y reclama “apoyar a las personas” durante la transición hacia sociedades digitales y asegurar que “los beneficios de la transformación tecnológica sean ampliamente compartidos” por todos.

 

Futuro del trabajo. El texto manifiesta el compromiso de los mandatarios con el “Futuro del Trabajo inclusivo, justo y sostenible mediante la promoción de trabajo decente, la formación profesional y el desarrollo de habilidades”. También habla de mejorar “la calificación de trabajadores” y las “condiciones laborales en todas las formas de empleo, reconociendo la importancia del diálogo social en este área, incluido el trabajo realizado a través de plataformas digitales”.

 

Infraestructura. La reconoce como “un motor clave de la prosperidad económica, el desarrollo sostenible e inclusivo”. Agrega que “para abordar la persistente brecha en el financiamiento de la infraestructura, reafirmamos nuestro compromiso de atraer más capital privado para inversión en infraestructura”.

 

Seguridad alimentaria. Dice que es crucial “para lograr un mundo sin hambre” ni desnutrición. “Promoveremos el dinamismo en áreas rurales y la agricultura sostenible, consciente de la importancia de la gestión sostenible de los suelos y el agua”. También promueve fomentar y proteger “el uso de prácticas agrícolas innovadoras y tradicionales”, así como la colaboración entre públicos y privados.

 

Género. Los mandatarios se comprometen a “promover iniciativas dirigidas a poner fin a todas las formas de discriminación contra las mujeres y las niñas y las cuestiones de género”, como también “promover el empoderamiento económico de las mujeres”. Se hace además eje “en promover el acceso de las mujeres a puestos de liderazgo y toma de decisiones, el desarrollo de las mujeres y las habilidades digitales de las niñas y aumentar su participación en STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) y sectores de alta tecnología”.

 

Migraciones. El tema fue introducido a las discusiones por pedido de España. El texto final dice que toman nota “de las políticas y tendencias anuales de migración y desplazamiento internacionales de 2018” y se comprometen a avanzar en esa discusión en 2019, bajo la presidencia japonesa del G20.

 

Refugiados. “Los grandes movimientos de refugiados son una preocupación mundial”, señala y enfatiza “la importancia de las acciones compartidas para abordar las causas de desplazamiento y para responder a las crecientes necesidades humanitarias” que eso provoca.

 

Corrupción. Se asevera que van a “respaldar los principios para prevenir la corrupción y garantizar la integridad en empresas estatales”, como también la “gestión de conflictos de intereses en el sector público”. Además, piden “la implementación efectiva por todos los países del G20 de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, incluida la penalización de los sobornos a funcionarios públicos extranjeros”.

 

Terrorismo. “Reafirmamos nuestra fuerte condena del terrorismo en todas sus formas y manifestaciones”, señala el documento. También promete “intensificar nuestros esfuerzos en la lucha contra la financiación del terrorismo” y el lavado de dinero. Instan, además, a “la industria digital a trabajar en conjunto para combatir la explotación de internet y las redes sociales” por parte del terrorismo.

 

Argentina. En el punto final se agradece a la Argentina “por su Presidencia del G20 y por albergar la exitosa Cumbre de Buenos Aires”. “Esperamos con interés nuestras próximas reuniones en Japón en 2019 y en Arabia Saudita en 2020”, agrega.

 

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *