El mercado pide no aplicar impuesto a la renta financiera

13 de diciembre, 2018

Bolsa mercado

Resulta difícil encontrar a alguien en el mercado que apoye el impuesto a la renta financiera. Por cierto, las críticas van más allá de la defensa corporativa y el deseo de obtener más ganancias.

 

El gravamen, que estaría muy pronto a reglamentarse, podría suponer un nuevo golpe para los activos locales y la tensión financiera. “Es una medida con un costo altísimo para obtener un beneficio fiscal muy limitado en el corto plazo. Y ni siquiera genera rédito electoral, porque va a afectar a muchos ahorristas con depósitos a plazo fijo, dólares o FCI que no son ‘ricos’ ni ‘timberos’”, dijo ayer Martín Vauthier en Twitter.

 

Los bonos públicos, plazos fijos, Fondos Comunes de Inversión, Obligaciones Negociables y Letes estarían alcanzados por el 5% si son en pesos y por el 15% si son en dólares o indexados por UVA o CER. Se trata de rendimientos que superen $67.000.

 

En rigor, se espera que se recaude menos de US$ 800 millones. Muy poco, por cierto. “¿El impuesto a la renta financiera se cobra en el mundo? Sí. ¿Es deseable cobrarlo en la Argentina de 2018? No. En Argentina décadas de confiscaciones e inflación destruyeron al mercado de capitales. Primero hay q tener estabilidad y generar confianza. Luego pongamos el impuesto”, razonó en otro tuit y agregó: “El ahorrista ya enfrenta enormes obstáculos a la hora de animarse a hacer otra cosa que comprar dólares para el colchón: inflación, confiscaciones, defaults, volatilidad. Ahora le sumamos un impuesto”.

 

El tributarista César Litvin también opinó y el gravamen tendrá “resultados nefastos para la economía, escasa recaudación y sobradas dificultades para liquidarlo y fiscalizarlo”.

 

“Anularlo sería una gran señal”, dijo Agustín Trella de Balanza Capital mientras que el economista Cristian Bran señaló: “Le pido encarecidamente a @NicoDujovne que no permita la reglamentación de renta financiera para la vigencia del ejercicio 2018 para residentes. Sería el mayor error político en momentos en que necesitamos rollear deuda y tomar deuda nueva para hacer sustentable el endeudamiento”. A su vez, Alejandro Bour dijo: “Cuando te digan que en todo el mundo está gravada la renta financiera, pregunta si en todo el mundo defaultean cada 10 diez años también”. Luego, recordó: “Haber puesto el impuesto a la renta financiera el año que no hubo renta porque colapsaron bonos, acciones y la moneda nacional es más argento que el dulce de leche. Todavía me acuerdo de los oficialistas festejando la medida “revolucionaria”…”, dijo, en alusión a la defensa que hizo, en su momento, el Gobierno de la medida.

 

En diálogo con El Economista, Matías Daghero explica: “En el caso de la renta fija, le estás cobrando un impuesto a quien te presta la plata y eso lo que hace es aumentar la tasa de interés”. Fue uno de los causantes de la corrida cambiaria iniciada en abril, agrega Daghero. “El primer salto fuerte del dólar fue el día siguiente a cuando se reglamentó el impuesto para los extranjeros”, agrega y dice que es muy engorroso y todavía no se sabe cómo liquidar el impuesto. “El país tiene los mercados internacionales cerrados y si generás incentivos para la inversión y bajás costos, como son los impuestos, va a reaparecer ese financiamiento”, dice.

Te puede interesar


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *