Desencanto y polarización

7 de diciembre, 2018

 

La sociedad hoy está desencantada y polarizada. Y en dosis crecientes. Así lo muestra una encuesta de M&R Asociados y Query Argentina, difundida ayer.

 

El desencanto es palpable: el 53% tiene una imagen negativa del Presidente (es positiva para 34%) y 59% no aprueba la gestión de Mauricio Macri contra apenas 30% que si lo hace. En un sistema muy presidencialista, es todo un dato.

 

Pero el desencanto es aún más palpable en el hogar y en el metro cuadrado de los ciudadanos: 60% dice estar peor que hace doce meses y 30% igual. En otras palabras, menos del 10% está mejor que en igual momento de 2017. Segundo dato.

 

Y las expectativas no son positivas. El 46% cree que estará peor en 2019, 19% igual y apenas 22% avizora mejores tiempos.

 

 

Guarismos similares se encuentran para la economía en su conjunto.

 

No es casual, por ende, que inflación (38%) y desempleo (30%) sean los temas que más preocupan a la gente, por encima de la inseguridad (15%) y la corrupción (12%).

 

Con ese mar de fondo, y entrando en el terreno electoral, la polarización manda. Y también hay altas dosis de incertidumbre: casi 30% no sabe si votará a Cambiemos o alguna variante opositora.

 

Cristina Kirchner y Mauricio Macri siguen liderando, aunque ambos debajo del 30% de intención de voto: 29,1% y 28,4%. Sergio Massa recién aparece con 9,1%.Casi 25% no sabe a quien votará.

 

 

En una hipotética segunda vuelta, Cristina tendría 35,9% de los votos, algunas décimas arriba de Macri, con 35,3%. Nuevamente, con altos grados de incertidumbre: casi 25%.Tanto Cristina como Macri tienen niveles de rechazo considerables: aproximadamente 30% dicen que nunca los votaría.

 

Si bien todo parece dirimirse entre Cristina (que aún no decidió si “jugará”) y Macri (quien ya manifestó sus intenciones de hacerlo), los indecisos ofrecen una hendija de esperanza para los que buscan escapar de la grieta. Massa, por ejemplo. Si la situación económica empeora aún más y/o Cristina decide no competir, el peronismo “racional”, hoy sin votos, podría convertirse en un vehículo atractivo para la ciudadanía. Esa es, precisamente, su apuesta mientras que la del Gobierno y el kirchnerismo sigue siendo “inflar” a su opositor: ambos creen que allí ganan

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *