Un respiro a la sequía financiera

16 de noviembre, 2018

¿Cuáles fueron las regiones más golpeadas por las caída del salario real?

 

Por Ruth Remesnitzky Consultora Lazos Comerciales

 

Mercado complicado, indeciso y con mucha incertidumbre. Esa son las palabras que uno escucha estos últimos meses, en los que prevalece la poca previsibilidad del comportamiento de las tasas de interés.

 

Estamos viviendo el mundo del revés financiero, donde la bajada de línea es no prestar plata, y los bancos públicos se están equiparando a los bancos privados. ¿Qué sucederá?

 

Conversando acerca del escenario actual y futuro, con varios gerentes, oficiales de empresas de bancos, SGR y financieras, encontré las siguientes respuestas.

 

Se está apuntando hacia la macroeconomía y la microeconomía parece no tener importancia, donde el emprendedor, la pyme, y las empresas hacen malabares para no tener rechazos de cheques, cubrir cámara, hacer frente a los préstamos tomados y demás. Y en algunos casos, corporativos toman la decisión de concursarse, lo que deja otro tendal que afecta todo el circuito.

 

Parecería que este nivel de tasas se va a quedar varios meses y, si no se les da un plan B a las pymes, su situación, a mi criterio, empeorará. Podría ser una línea a tasa subsidiada o un porcentaje de los pasivos que los bancos tienen (y como contrapartida bajarles más los encajes). Pero la clave estará en poder controlar que les llegue a las pymes y al destino deseado. Aunque esto no debería ser más que momentáneo para esta coyuntura tan compleja.

 

Se observa una fuerte baja en la actividad en los últimos seis meses, época en la que las empresas en general, suspendieron las inversiones a largo plazo, enfocándose a corto plazo. Hoy, hablar de más de 180 días, ya es pensar en largo plazo. Por lo tanto, las expectativas futuras cambiaron drásticamente, sobre todo en las grandes empresas, tratando de enfocarse en mantener la actividad y las fuentes laborales.

 

Actualmente las tasas son minuto a minuto, por cliente y entidad financiera.Si bien todos cerraron el grifo financiero, en los bancos públicos se ha sentido notoriamente, por la desaparición de las líneas a tasa fija interesantes (la mayoría pasó a tasas variables) y la cantidad de requisitos y el tiempo de aprobación de la calificación han aumentado. Al comparar tasas de descubierto, descuento de cheques y préstamos para capital de trabajo de varias entidades financieras, me sorprende encontrar algo que no he visto en mucho tiempo: que algunos bancos privados igualan o mejoran las tasas existentes de bancos públicos.

 

Ayer, por suerte, llegó un poco de aire, con el lanzamiento de una línea para descuento de cheques de capital de trabajo por un monto de $ 22.000 millones. Participan ocho bancos privados (BBVA Francés, Santander, HSBC, Patagonia, Supervielle, Macro, Galicia y Credicoop) y tres bancos públicos (Bapro, BanCor y Banco Ciudad).
Tiene una tasa final bonificada por el Ministerio de Producción y Trabajo de 38% para los bancos públicos y 45% para los privados, con un plazo de hasta 90 días. La misma tiene vigencia hasta el 28 de febrero de 2019. Si bien no soluciona el problema de fondo de las pymes, aliviará la situación actual si llega realmente con la agilidad que se necesita. Esperamos que se ponga activa pronto para que puedan utilizarla.

 

Y respecto al escenario futuro, muchos pensamos en una recuperación a partir de marzo del 2019, usando herramientas financieras que colaboren a la reactivación económica. Y otros que, no tan optimistas, auguran que todo el 2019 será un año para ajustar el lápiz y ser muy eficaz financieramente

 

Tenemos una vasta experiencia en líneas, como las productivas que han salido anteriormente para ayudar a las pymes, que por ejemplo en 2017 financiaban a las empresas a tasas del 17% su capital de trabajo e inversión, que muchos clientes pudieron acceder porque estaban calificados. Y recuerdo esto para que tome conciencia que improvisar en lo financiero en este contexto tiene un costo altísimo que absorbe la rentabilidad de su negocio. Para ello, es fundamental que defina una estrategia de financiamiento y la vincule con la comercial y productiva de su empresa. Eso sumado a una diversidad de canales financieros (tener un banco público, uno privado y una financiera/SGR, proveedores, y demás) le permitirá aprovechar las oportunidades cuando surjan, y para eso tiene que empezar a prepararse hoy.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *