Portazo en el bloque de Pichetto y revuelo en el PJ

13 de noviembre, 2018

 

“El bloque federal no me representa. No me siento contenido ideológicamente en ese bloque. Vamos a armar un interbloque con Cristina Kirchner en el Senado”, afirmó ayer el senador nacional Alperovich en diálogo con radio AM530 y confirmó lo que era más que un rumor durante los días previos. El exgobernador tucumano concretará su ruptura mañana, antes de la votación por el Presupuesto 2019, el detonante, precisamente, de las divergencias que arrastraba con la conducción del bloque, encabezada por Miguel Angel Pichetto. A Alperovich lo seguiría Beatriz Mirkin, también tucumana. Reagrupamiento que, por cierto, beneficiará de manera directa o indirecta (en la disputa de espacios) al Frente para la Victoria.

 

“Yo no dramatizo. Es un sinceramiento. Tampoco voy a dramatizar si algunos más se encuadran en el espacio de la expresidenta”, sostuvo Pichetto. Para el rionegrino, la decisión es un “encuadramiento legítimo” aunque afirmó que se debe a “cuestiones de naturaleza política que ocurren en la provincia de Tucumán”. Se refería a la disputa abierta entre Alperovich y su sucesor, el peronista Juan Manzur. Alperovich adelantó que buscará nuevamente la gobernación y el mandatario lo relegó en los espacios de poder que mantenía en la provincia. Pero ciertamente también la decisión del senador tiene componentes de política nacional. Ratificó su apuesta por Cristina y cuestionó a los sectores que pretenden excluirla de la pelea nacional. Entre ellos, Manzur y Pichetto.

 

Pichetto, además, reconoció la posibilidad de que otros senadores se alejen del bloque que conduce. Entre ellos, los formoseños María Teresa González y José Mayans. “Así como están dadas las cosas es imposible mantener una relación”, sostuvo Mayans en las últimas horas, luego del recordado cruce en el plenario de comisiones del martes pasado, cuando el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, visitó el Senado y Presupuesto y Hacienda firmó el dictamen de mayoría que se debatirá mañana en el recinto de sesiones. A ellos podrían sumarse los legisladores del peronismo pampeano Daniel Lovera y Norma Durango, ligados al gobernador Carlos Verna, crítico habitual del gobierno de Cambiemos y con tensiones con Pichetto.

 

Sin romper con el bloque, también podrían votar en contra el santafesino Omar Perotti, el chaqueño Eduardo Aguilar, los chubutenses Mario Pais y Alfredo Luenzo, y los fueguinos Julio Catalán Magni y José Ojeda, mientras que está en duda el voto del jujeño Guillermo Snopek. Los que aún guardan “lealtad” son el cordobés Carlos Caserio, el salteño Rodolfo Urtubey, el catamarqueño Dalmacio Mera, el correntino Carlos Espínola y los entrerrianos Pedro Guastavino y Sigrid Kunath. “El país está en crisis y este es un presupuesto hecho en medio de una crisis. El otro camino, el del bloqueo, va a conducir a que el Poder Ejecutivo reconduzca el Presupuesto y aumente la discrecionalidad”, indicó Pichetto, a modo de defensa. En ese sentido, agregó que “algunos creen que volver al pasado es una opción” y reconoció que “el bloque está dividido porque el frente de los gobernadores está dividido”. “En el rol del Congreso está la sanción de la ley de Presupuesto. He sido un sostén de gobernabilidad para las provincias que mejoraron su situación de equilibrio fiscal”, deró.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *