Octubre volvió a mostrar superávit comercial

23 de noviembre, 2018

exportaciones

Las cifras del comercio exterior de octubre entregaron sensaciones mixtas. El vaso medio lleno incluye el segundo mes consecutivo con superávit comercial, que fue de US$ 277 millones. Aun así, por el arrastre del primer semestre, el acumulado sigue mostrando un desequilibrio grande: US$ 6.175 millones.

 

Mientras que el vaso medio vacío muestra que las exportaciones no han reaccionado a la formidable mejora del tipo de cambio, como se esperaba, y apenas avanzaron 1,4% interanual.

 

 

Las ventas hacia el mundo fueron de apenas US$ 5.354 millones y las importaciones, que todavía crecen en el acumulado anual, llegaron en US$ 5.077 millones.

 

Mirando las exportaciones por rubros se observa que, medidas en valor, avanzaron 1,4%, pero apenas 1,2% en cantidades. Sin dudas, la sequía sigue jugando en contra, pero tampoco hay reacción de los demás sectores, con la excepción de combustibles y energía, que avanzan 31%.

 

“Tal como sucede históricamente durante los episodios devaluatorios en Argentina, el ajuste de las cuentas externas se relaciona, al menos en el corto plazo, a la caída de las importaciones como consecuencia de la menor actividad económica provocada por la aceleración inflacionaria. Las exportaciones, por distintos motivos, tardan en reaccionar al nuevo tipo de cambio”, analizaron desde Radar.

 

Por el lado de las importaciones, todos los rubros cayeron (con la excepción de bienes intermedios): el cóctel recesión más devaluación está haciendo su trabajo. La caída más fuerte fue la de vehículos de pasajeros, que caen casi 50% en octubre, pero las retracciones de los otros rubros también fueron importantes y de dos dígitos. En términos desestacionalizados, las importaciones cayeron 0,4% en relación al mes pasado, dijeron desde Radar, y agregaron que “se encuentran 23,2% por debajo del último pico alcanzado en abril”.

 

Las perspectivas son de una mejora del resultado externo como consecuencia de la recesión económica que atraviesa la economía y la consecuente caída de las importaciones, ampliaron en Radar y proyectan un rojo de US$ 4.000 millones para 2019. “Para 2019, el superávit podría superar los US$ 3.000 millones, como consecuencia de la persistencia de la caída de las importaciones y un fuerte aumento de las exportaciones agropecuarias, ya que se comparará con el año de sequía”, concluyen.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *