Norwegian apuesta a conectar a los argentinos

26 de noviembre, 2018

“Es un orgullo estar creando empleo en este contexto un poco adverso”, dijo Melhus, Ceo de Norwegian Argentina.

 

Por Eliana Esnaola

 

La compañía aérea Norwegian aterrizó sobre tierra colorada. A días de haber inaugurado el tramo Buenos Aires-Puerto Iguazú, los directivos de la aerolínea low cost brindaron una conferencia de prensa en el ente municipal de turismo de Iguazú (Iturem), a fin de presentar la ruta y compartir las perspectivas de la empresa en el país.

 

Desarrollo económico

 

“Estoy muy feliz de haber inaugurado esta ruta, lo que nos permitirá traer más personas de Argentina para conocer una de las Siete Maravillas del mundo. La singular belleza y la hermosa vista de Iguazú nos permite llenar muchos aviones para visitar esta provincia. Estamos comprometidos a dar tarifas y servicios accesibles y de alta calidad, y ayudar a impulsar el desarrollo económico y crear empleo en muchas provincias”, así lo expresó Ole Christian Melhus, Ceo de Norwegian Argentina ante medios locales y nacionales.

 

Melhus lleva la aviación en su ADN, incursionó a los quince años como piloto, trabajó una década en aviación corporativa, se define como un apasionado de la aviación y en 2003, ingresó a la empresa. En cuanto al desembarco de Norwegian en el territorio argentino en 2017 y la volatilidad económica que caracteriza al país, subrayó: “Nuestros planes no cambiaron, mantenemos la misma estrategia que tenemos desde que nos propusimos llegar a la Argentina. Es un orgullo estar contratando y creando empleo en este contexto un poco adverso”.

 

En la misma línea, Matías Maciel, director de Comunicaciones y Asuntos Públicos de Norwegian Argentina, señaló: “La empresa aérea llegó al país con el fin de ofrecer libertad de elección a los pasajeros y tarifas accesibles que ayudarán a estimular la competitividad en el país y a promover el desarrollo las economías regionales”, y aseguró: “Lo hacemos apoyado en una flota moderna y de vanguardia, ya que tener aviones modernos no solo significa que son cómodos, sino que también permite hacer un uso eficiente de los combustibles y eso, da la posibilidad de ofrecer pasajes más baratos”.

 

 

En este sentido, cabe destacar que los argentinos vuelan poco en comparación con los países vecinos. Según Maciel, vuelan la mitad que los brasileños y un tercio, que los chilenos. “El transporte aéreo es un activo que necesitamos contar en Argentina para conectarnos, y esa es una de las razones que permite la llegada de compañías como Norwegian, porque encuentra que hay una oportunidad y un potencial importante de desarrollo no solo para el turismo sino para otras actividades económicas”, destacó.

 

Igualdad de competencia

 

Al ser consultado por El Economista, sobre si las regulaciones actuales son apropiadas o se deben adecuar más para que las low cost puedan ofrecer precios más bajos, Melhus respondió: “Es importante resaltar que los cambios realizados por el Gobierno en los últimos años hicieron posible que estemos aquí, y estamos trabajando para garantizar que nuestro proyecto sea competitivo en Argentina”, y añadió: “Es esencial que el Gobierno argentino permita que las aerolíneas argentinas tengan las mismas ventajas de las que gozan las aerolíneas en Brasil y en Chile. Argentina necesita una regulación que permita una igualdad de competencia. Desafortunadamente, en el pasado, los gremios han mezclado las regulaciones y los acuerdos colectivos entre las compañías lo que le dio a las empresas argentinas desventajas para competir con Brasil y Chile. Este Gobierno está haciendo algo al respecto, me satisface que el presidente Mauricio Macri, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), garanticen que Argentina no esté aislada del resto del mundo”.

 

En cuanto a las controversias que suelen surgir en torno a las low cost, Melhus aclaró: “Norwegian es una compañía que entra en el segmento de bajo costo pero nosotros preferirnos pensarnos como una empresa de bajas tarifas, porque no se ahorra ni un centavo en términos de inversión en seguridad, tecnología y flota de aviones. También invertimos en capacitación, porque necesitamos profesionales muy preparados para operar de manera eficiente”.

 

Futuro en números

 

Desde Norwegian, reconocen que en Argentina planean llevar adelante un plan ambicioso, pero realista. Hacia fines de 2019 estiman que van a estar operando entre 10 y 15 aviones, alrededor de 246 vuelos semanales, y transportando más de 2 millones de pasajeros. Para 2022, consideran que la flota podría alcanzar 38 aviones, con la incorporación de aviones de larga distancia para operaciones internacionales con más de 9 millones de pasajeros al año. “En un período de 5 a 10 años, aspiramos a una flota de 70 aviones, más de 100 rutas, 12 millones de pasajeros y conectar 90 aeropuertos”, indicó Maciel, y en relación a la fuentes de trabajo, agregó: “Norwegian apunta en este período de largo plazo a emplear entre 3.500 y 4.000 empleados de manera directa en el país”.

 

 

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *