“No faltarán dólares” y los otros mensajes del equipo económico

El mensaje central de Dujovne y Sandleris en Nueva York es que, hasta las presidenciales, el Gobierno tiene la caja en dólares asegurada

 

Por Alejandro Radonjic 

 

Los problemas parecen nunca acabar en el frenético 2018 que atraviesa Argentina. No casualmente, Nicolás Dujovne y Guido Sandleris están en Nueva York por estos días tratando de seducir a los inversores para que vuelvan a confiar en el país. El Economista accedió a la presentación que están haciendo los hombres clave del equipo económico ante los grandes players financieros.

 

Y el mensaje central es que, hasta las elecciones presidenciales de 2019, el Gobierno tiene la caja en dólares asegurada. En rigor, tanto para lo que resta de 2018 como para todo 2019, el rubro de financiamiento privado, tanto local como externo, es cero. Es decir, no hay necesidades de emitir deuda fresca en los mercados voluntarios. A eso ayudará, obviamente, el FMI.

 

Sandleris dijo a inversores que el dólar tocará muy pronto el piso de la banda ($35,02) y saldrá a comprar divisas

 

En el período octubre-diciembre de 2018 pondrá US$ 13.400 millones y, a lo largo de 2019, la friolera de US$ 22.800 millones. Además, el Gobierno ya tiene dólares en caja y, en rigor, arrancará 2019 con un resto de casi US$ 6.000 millones. También los organismos internacionales pondrán lo suyo y el equipo económico espera casi US$ 5.000 millones en 2019. Sin Letes, las necesidades financieras de 2019 rondan los US$ 30.000 millones y los ingresos serán (excluyendo Letes, nuevamente) por US$ 34.500 millones. La diferencia podría servir para disminuir el stock de Letes.

 

  • La aceleración del “gradualismo” es la otra faceta del nuevo plan. No sólo el Gobierno se ha puesto metas más ambiciosas sino que, hasta ahora, las viene cumpliendo. En rigor, la meta hasta el tercer trimestre era un rojo primario de 1,9% y, hasta ahora, fue de 1,3% del PIB. El objetivo anual es de 2,7% del PIB y, si bien el cuarto trimestre siempre es muy deficitario, es probable que la meta se sobrecumpla. El gran partido es el de 2019, cuando el objetivo es bajar el rojo a cero.

 

  • El otro eje de la presentación del tándem Dujovne-Sandleris es el modelo de crecimiento. Según la presentación, Argentina está en un proceso “export-led”, es decir, traccionado por las exportaciones. Sin embargo, eso aún no se ve y las exportaciones vienen muy tímidas. El regreso del módico superávit comercial en septiembre (US$ 314 millones) tuvo que ver más con el desplome de las importaciones que por un boom exportador. Pero la gran apuesta es el 2019: con todos los componentes de la demanda a la baja, las exportaciones deberían crecer 20,9%. Aun así, la mezcla de recesión y devaluación, está mejorando los números externos. Según la presentación, el rojo de Cuenta Corrientes caerá a 2% del PIB en 2019 versus 4,6% del PIB en 2018. Un ajuste importante.

 

  • Los otros ejes de la presentación destacan la reducción de las regulaciones, el crecimiento del gasto social y el fortalecimiento del federalismo fiscal.

     

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *