Macri pidió a intendentes mayor austeridad fiscal

23 de noviembre, 2018

Macri pidió a intendentes mayor austeridad fiscal

 

La participación fue menor que la de 2016 y menos variada políticamente. Aunque resultó numerosa, de todos modos. En el Centro de Convenciones de la Ciudad, el Gobierno renovó su apuesta territorial mediante el Segundo Encuentro Nacional de Intendentes.

 

Allí, el presidente Mauricio Macri insistió con la necesidad de intensificar la política de “austeridad”, con “una gestión ordenada, responsable, que no gasta más de lo que tiene”, con sintonía con el Presupuesto de ajuste fiscal que aprobó el Congreso. Y el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, a cargo del evento, destacó el rol de los jefes comunales como primer contacto de los ciudadanos con el Estado. “Esta tarea que estamos llevando adelante juntos de empoderar más a los municipios tiene mucho que ver con el federalismo”, sostuvo el jefe de la cartera política. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, fue el orador del cierre del encuentro.

 

En su discurso de apertura, Macri también hizo hincapié en la “deuda pendiente” de la política con las dirigente mujeres. “De más de 2.300 intendencias menos de 120 son lideradas por mujeres. Son muy pocas y necesitamos que sean más. Estoy convencido de que su visión es fundamental para que la Argentina se convierta en un país más justo, más inclusivo y con verdadera igualdad de oportunidades”, planteó Macri. Y agregó: “A trabajar para que los espacios sean cada vez más plurales, porque cuando más representativos sean de la realidad mejor vamos a poder atender las necesidades de nuestra gente”.

 

El Presidente también se manifestó a favor de la reducción de impuestos, aun cuando se critica a su gestión por no haber reducido la carga impositiva y, en algunos casos, haberla ampliado. “Si queremos generar trabajo no podemos cobrar impuestos distorsivos, los impuestos que puede cobrar un intendente tiene que ser por servicios que presta a los metros cuadrados que ocupa a quien le cobramos y no puede estar ligado a lo que factura esa persona o esa compañía en esos metros cuadrados”, reclamó el Jefe de Estado. La reducción de los impuestos brutos fue una de las iniciativas incluidas en el Consenso Fiscal que quedaron a salvo tras la negociación del Presupuesto y la addenda fiscal que se incorporó a la discusión. El impuesto a los bienes personales, en ese sentido, fue la contracara.

 

“Que estemos acá oficialistas y opositores es el símbolo de esta gestión. Trabajar en equipo para resolver los problemas de la gente sin mirar el color de la camiseta partidaria”, sostuvo Frigerio, a pesar de que la presencia opositora fue menor. Sobre todo, en cuanto a intendentes bonaerenses del peronismo.

 

Alejandro Granados, de Ezeiza, fue una de las excepciones. La eliminación del Fondo Federal Sojero dejó su huella. También hubo muchas ausencias, mayor de las esperados de parte del radicalismo, socio en la coalición Cambiemos. José Corral, intendente de Santa Fe y expresidente del partido, fue uno de los más destacados. El cordobés Ramón Mestre, otro. La disputa con el PRO, por cierto, sigue generando resquemores en Cambiemos.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *