La IA ya es una realidad en Argentina

14 de noviembre, 2018

En Argentina, la Inteligencia Artificial (IA) ya es una realidad y hay diversas experiencias que así lo demuestran. Las mismas fueron presentadas en el marco del AI+Tour de Microsoft, el encuentro de IA más importante del calendario, donde además se presentaron los resultados del estudio “Inteligencia Artificial y Crecimiento Económico. Oportunidades y desafíos para Argentina”  realizado por Cippec para Microsoft.

 

  • Caso Gire-Rapipago

¿Cuántas veces fuimos a un local a pagar un servicio y nos dimos media vuelta sin siquiera entrar al ver la cantidad de gente que había? Gire-Rapipago detectó ese problema gracias a la utilización de Inteligencia Artificial para mejorar la experiencia de los usuarios y evitar, entre otras cosas, largas filas. En sus más de 4.000 sucursales circulan todos los meses 7 millones de persona para a pagar servicios, abonar compras hechas por internet, pagar Afip, entre otros. Estos movimientos de personas generan enormes cantidades de información. Es por esto que en Rapipago decidieron incorporar Inteligencia Artificial (IA) para extraer insights de todos estos datos relativos a las experiencias de los clientes. La IA permite advertir cosas que no se hubiesen detectado jamás sin el uso de tecnología, por ejemplo, entender que algo tan simple como la ubicación de las cajas en un local puede generar una mala experiencia para el usuario o hasta incluso intervenir en el lay out de los locales. Todo esto se realizó sobre la plataforma de Microsoft Azure, integrando también a Power BI. La IA permite generar soluciones y experiencias en las sucursales personalizadas a las necesidades de los clientes según su distribución geográfica.

 

  • Caso Supervielle

Recordar las múltiples contraseñas que usamos a diario y no confundirlas es un desafío para muchas personas. Bajo esa premisa, desde Supervielle se propusieron mejorar la experiencia de los clientes a partir de la eliminación de las contraseñas en el canal móvil, ahora, a partir del uso de IA, en tres segundos con una selfie y una sonrisa a cámara los usuarios acceden a su información. Hay muchas medidas de seguridad que se pueden tomar para autenticar la identidad de una persona, pero básicamente hay tres factores que se usan: puede ser algo que uno sabe —como una contraseña—, algo que uno tiene —como una tarjeta de acceso— o algo que uno es —como el rostro o la huella digital. Esta última es la forma más segura de todas porque emplea un elemento totalmente personal e intransferible: nuestro rostro. Esto es IA aplicada a la seguridad, funciona de manera muy simple: la aplicación pide a la persona que “registre” su rostro de la misma manera que registramos un usuario y contraseña. El sistema identifica miles de puntos en el rostro de una persona, por ejemplo, contorno de ojos, nariz, pelo y/o boca. Supervielle tiene más de 2 millones de clientes, 3.700 empleados, 173 sucursales, 541 cajeros automáticos y 180 terminales de autoservicio en todo el país. Actualmente, tienen más de 70.000 clientes mobile y 200.000 clientes de home banking, con esta solución esperan digitalizar 1.200 millones de clientes potenciales.

 

  • Caso SRT

¿Cuántas veces nos pasa que llamamos a hacer un reclamo o hacer alguna consulta y nos tienen más de diez minutos al teléfono teniendo que elegir diferentes opciones sin que nos atienda nadie? La Superintendencia de Riesgos de Trabajo (SRT), desarrolló un chatbot (llamado Julieta), para dar respuesta de manera rápida y eficiente a las más de 4 mil consultas que reciben a través de sus distintos canales de atención por parte de trabajadores afectados, empresas, sindicatos, etc. Julieta responde vía web preguntas generales, de información sobre el estado de los diferentes trámites e ingresa quejas. Después de los primeros cuatro meses de trabajo el chatbot ya absorbe más del 35% de las consultas y responde efectivamente 71% de las veces. Julieta utiliza los servicios cognitivos de Microsoft Azure que permiten que pueda chatear con las personas en un lenguaje coloquial, cordial y sencillo que genera empatía. Ayuda a agilizar las consultas al sumarse a los actuales canales de comunicación que ofrece la SRT, aliviando la demanda que se recibe por las vías web y telefónica.

 

  • Caso IRSA

En un entorno donde las personas reciben muchísima información, uno de los principales desafíos para las empresas es diferenciarse y lograr captar la atención de los consumidores. Más de 110 millones de personas por año visitan los 16 centros comerciales que IRSA tiene en todo el país. Algunas lo hacen para ir a mirar o comprar ropa, electrodomésticos, relojes, accesorios, entre otras cosas mientras otros van a comer y hay quienes aprovechan para ir al cine. Sea cual fuera la experiencia que cada uno tenga, hoy la tecnología está en condiciones de mejorarla. Los consumidores todo el tiempo reciben ofertas y publicidades por diferentes canales. Mucho de este flujo de información no tiene nada que ver con los deseos de cada uno y solo una parte llega a captar el interés de los consumidores. Esto abre un abanico de posibilidades y a las empresas se les presenta un gran desafío. ¿Cómo diferenciarse de los demás y/o cómo lograr captar la atención de los consumidores? Con estas preguntas en mente, y con el objetivo de mejorar la experiencia de las personas y generar espacios de compra más personalizados, IRSA avanzó en la incorporación de Inteligencia Artificial para personalizar el consumo de sus clientes. Esta tecnología permite a los retailers congeniar lo mejor de la experiencia de compra del mundo físico con los beneficios que ofrece lo digital. Se trata de un proceso de aprendizaje, la tecnología empieza a conocer mejor los gustos y necesidades del consumidor para proporcionarle información de valor, que le sirva y se destaque por sobre el resto.

 

 

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *