El crédito se desplomó 6% en octubre

Las causas, la recesión y el costo de financiamiento muy elevado como consecuencia del apretón monetario.

 

Por la recesión y el elevado costo de financiamiento por el apretón monetario, el financiamiento al sector privado volvió a mostrar un mal desempeño en octubre y registró un retroceso mensual de 0,9% mensual (y 6% real), algo que no pasaba desde febrero de 2016, aseguró un informe de la consultora LCG.

 

El financiamiento a las empresas fue el más afectado. Los préstamos en pesos cayeron 4,1% mensual, la baja más grande desde 2003. Los rubros más afectados fueron documentos (-3,5% mensual) y adelantos (-5,2%) mientras que los préstamos con garantía real crecieron 0,5% (con subas de 1% para los hipotecarios y una baja del -0,5% para los prendarios.

 

Los créditos al consumo crecieron apenas 0,8%, con subas de 1,5% para las tarjetas de crédito y personales (0,3%).

 

“Los préstamos en dólares también retrocedieron, mostrando que la reciente estabilidad cambiaria no fue suficiente para frenar la caída”, sostuvo LCG. Así, el financiamiento a empresas cayó 3% mensual y para el consumo, 11,6%. El stock promedio de estos últimos, que se usan fundamentalmente para financiar gastos en el exterior, fue el menor desde 2014.

 

Depósitos en pesos

 

La otra cara de las elevadas tasas y de las expectativas de devaluación más calmas es el fuerte crecimiento de los depósitos en pesos, que en octubre tuvieron suba de 5,1%. “El casi nulo rendimiento de los depósitos a la vista y el muy bueno que ofrecen los depósitos a plazo explican el comportamiento dispar de estas colocaciones”, sostuvo LCG.

 

Así, los depósitos a la vista se mantuvieron constantes respecto a septiembre, con una suba de 0,4% en cajas de ahorro  y una baja de 0,7% en cuentas corrientes. Los depósitos a plazo crecieron 11,2%: los mayoristas treparon 16,5% y los minoristas, si bien con menor suba (6,6%), volvieron a despegar.

 

El stock total subió en $ 129.000 millones ($ 92.400 millones los mayoristas y $ 36.500 millones los minoristas).

 

La evolución de los depósitos en dólares también sugiere que, al menos en el corto plazo, el BCRA logró frenar la corrida contra el peso. En octubre sumaron US$ 236 millones y el stock cerró en US$ 27.484 millones.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *