El consumidor paga hasta 32% de impuestos en pan, carne y leche

Un informe de FADA muestra el impacto del aumento del dólar en la formación de los precios de los alimentos de la canasta

 

Del campo a la mesa, la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) publicó los resultados de los indicadores de precios para carne bovina, leche, queso cremoso y pan. De esta manera, buscan contribuir a la transparencia y reducir la desinformación sobre cómo se conforman los precios de alimentos básicos de la canasta.

 

Ante el interrogante sobre cómo repercutió la devaluación en la formación de los precios, Natalia Ariño, economista de FADA, explicó: “El efecto del aumento del dólar de los últimos meses impactó en todas las cadenas, fundamentalmente en sus estructuras de costos”, y argumentó: “Ya sea porque los insumos que requieren la actividad están atados al dólar, como maíz, soja o trigo que se utilizan en la producción de leche, harina, pan, en feedlots, entre otros. Como también por los propios costos de producir, que, en una economía inflacionaria como la que estamos viviendo, hay un traspaso de dichos aumentos a los precios”.

 

Carga impositiva

 

Del informe, se desprende que los impuestos van del 26% al 32% en las distintas cadenas productivas analizadas por FADA. Al respecto, aclararon: “Esto quiere decir, que entre $ 1 de cada $ 3 y $ 1 de cada $ 4 que los consumidores pagan en el mostrador, corresponde a la carga impositiva de los distintos niveles del Estado”. Según la fundación, los productos más perjudicados son la carne vacuna con el 29,8% de carga impositiva y el pan, con el 32,2%.

 

En septiembre, la carne tuvo en promedio, un precio de $170,03 por kg. De ese precio los impuestos representan el 29,8% ($50,75), el feedlot el 28,4% ($48,33), el ternero explica el 21,6% ($36,76), el frigorífico el 7,1% ($12), y la carnicería, el 13% ($22,18). En cuanto a la carga impositiva, detallaron que el 75% de lo recaudado queda en manos de nación, el 21% en provincia y el 4% en el municipio.

 

Al observar la formación del precio, la cadena de carne bovina presenta ganancias mínimas del 1%, mientras que el feedlot sigue con déficit, por el impacto de los precios de sus insumos básicos para la alimentación.

 

Según el Indec, el pan francés en septiembre tuvo un precio de $60,40 por kg. De ese precio, el trigo representa el 13% ($7,86), el molino el 5,6% ($3,41), la panadería el 49,2% ($29,70), y los impuestos, el 32,2% ($19,43). Al observar la formación, la panadería es el eslabón donde se produce el mayor salto de valor en la cadena de trigo-pan. Al respecto, Ariño precisó: “Esto se da fundamentalmente por dos razones: la primera, es que se realizan dos actividades, producción y venta por menor, es decir que hay dos eslabones fusionados; la segunda, es que tiene escalas sustancialmente menores a los eslabones anteriores (producción primaria y molino), por lo que tiene costos unitarios mayores”.

 

Costos elevados

 

Por otro lado, los analistas resaltaron que los costos de producción: materia prima, laborales, estructura, servicios, transporte, entre otros, están entre el 70% y el 88% del precio final, siendo el sector lácteo, la cadena con mayores costos en relación al precio, y con datos alarmantes. “En la formación del precio del sachet de leche, toda la cadena láctea presenta un resultado negativo. El tambo es el más perjudicado, ni siquiera alcanzó a cubrir sus costos operativos. El comercio presenta una pérdida de $0,20 por sachet de leche”, aseguró Fada. El sachet de leche entera, promediando una primera y una segunda marca, en septiembre tuvo un precio promedio de $26,19 por litro. De ese precio el tambo representa el 29,2% ($7,64), la industria el 29,3% ($7,68), el comercio el 16,6% ($4,35) y los impuestos el 24,9% ($6,52). Si bien el sector hace tiempo que está complicado, el indicador muestra que la situación de la actividad tambera empeoró pasando de una pérdida de $0,73 en febrero de 2018 a $2,23 por litro en septiembre. La cadena del queso presenta un resultado negativo de $14,60 por kilo de queso cremoso. Al igual que en el caso de la leche, el tambero sigue perdiendo, sin embargo, destacaron que al ser un producto de mayor valor agregado, los otros dos eslabones ganan.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *