Clave: el “déficit Ezeiza” se moderó en septiembre

Viajaron 10,8% menos de residentes hacia el exterior y llegaron 11,8% más turistas: sin embargo, aún se van más de los que llegan

Nuevo récord de pasajeros en vuelos cabotaje

El ajuste externo está en marcha. No hay dudas. Con semejante salto del dólar en 2018, era más que evidente que los números externos, muy deficitarios, se iban a empezar a dar vuelta. Y eso está ocurriendo, también, para el “rojo Ezeiza” o, técnicamente, turístico. Hoy lo informó el Indec a través de su Encuesta de Turismo Internacional (ETI) del Indec.

 

En septiembre, cuando aún faltaba el segundo brinco del dólar hasta la zona de $40, el rojo turístico se moderó considerablemente: el turismo emisivo (los argentinos que viajan afuera) se derrumbó 10,8% mientras que el emisivo creció 11,8%. Aun así, la brecha (y el déficit) sigue: se fueron 103.074 más de los que entraron.

 

 

En concreto, 328.400 residentes viajaron hacia el exterior mientras que arribaron 225.300. La mayoría, lógicamente, lo hizo por Ezeiza y Aeroparque.

 

“Las llegadas de turistas brasileños ascendieron a 70.200, cifra que representó un aumento interanual de 6,7%. Se destacaron también las llegadas de 36.400 turistas del grupo de países de ‘resto de América’, que aumentaron 20,0% interanual; luego siguieron con 34.100 mil llegadas cada uno, los turistas chilenos y europeos, con un incremento respectivo de 29,5% y 8,2%. En el resto de los aeropuertos, sin tener en cuenta Ezeiza y Aeroparque, la afluencia del turismo receptivo registró un aumento de 45,3%, respecto del mismo mes del año anterior y los principales países emisores fueron Chile, Brasil y el grupo de países de ‘resto de América’”, informó el Indec.

 

 

 

En cambio, los turistas residentes partieron de Ezeiza y Aeroparque, principalmente, con destino a Europa, 27,8%; Estados Unidos y Canadá, 21,5% y Brasil, 20,3%. Todos los destinos elegidos por los argentinos disminuyeron respecto al mismo mes del año anterior, excepto Paraguay. La estadía promedio de los turistas residentes fue 15 noches. La mayor estadía promedio se presentó en Europa, con 23,3 noches; seguido por Estados Unidos y Canadá, con 13,7 noches y el bloque ‘resto de América’, con 13,2 noches. Las pernoctaciones sumaron 4.014.300, 15,6% menos que el mismo período del año anterior.

 

¿Y cuánto gastaron? En el tercer trimestre en su conjunto, el gasto del turismo receptivo totalizó US$ 646 millones, 4,5% menos que a lo registrado en el tercer trimestre de 2017 mientras que el gasto del turismo emisivo alcanzó US$ 1.300 millones, una baja interanual de 7,4%

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *