¿Argentina está preparada para la automatización?

13 de noviembre, 2018

 

Por Florencia Barreiro

 

Un nuevo índice sobre el futuro impacto de la inteligencia artificial pone a la Argentina como el país de América Latina con mejores políticas para los desafíos y oportunidades que presenta la automatización inteligente. El Indice de Preparación para la Automatización, realizado por The Economist Intelligence Unit y ABB, muestra que nuestro país está primero en la región, delante de Brasil, Colombia y México.

 

A pesar de la buena performance regional, el país está entre los últimos 10 de una lista de 25 participantes: ocupa el puesto 17 en el ranking general. Argentina califica mejor en la categoría Políticas Educativas (12º), que evalúa las herramientas destinadas a desarrollar el capital humano frente al cambio y la innovación, incluyendo mejoras en la calidad educativa y el acceso a la enseñanza. El informe asegura que la transformación continua va a exigir un alto grado de adaptabilidad para aprender de forma permanente durante la vida laboral. Y los sistemas educativos y de capacitación deberán satisfacer eficazmente esta demanda.

 

“La formación y evaluación de los docentes, junto con la orientación vocacional son otras facetas del desarrollo del capital humano que debe adaptarse a las necesidades del Siglo XXI”, dice el documento. “Tampoco debe perderse la oportunidad de mejorar la calidad del aprendizaje en sí mismo mediante el uso de la IA y otras tecnologías de avanzada”.

 

 

El entorno de innovación coloca al país en el puesto 19, mientras que las políticas laborales (24º) lo llevan a casi los últimos lugares de la lista. En este último ítem, relacionado en parte con la destrucción de empleo que puede causar la automatización, el desafío del Gobierno y la industria, con la ayuda de las instituciones educativas, es procurar a los trabajadores las aptitudes necesarias para operar con eficacia en el mercado laboral futuro. La falta de oferta de trabajadores con habilidades digitales es uno de los principales obstáculos. En ese contexto, además, las políticas del mercado laboral deberán permitir una mayor movilidad y flexibilidad de los trabajadores.

 

Ricos y digitales

 

Los países con altos ingresos dominan cada una de las categorías del índice, lo que supone que los países más ricos son los que están haciendo los mayores esfuerzos para anticiparse a los cambios que va a traer esa tecnología y configurar los resultados del progreso tecnológico. Corea del Sur encabeza la clasificación, seguido por Alemania, Singapur y Japón, tres países que han demostrado un fuerte liderazgo en la digitalización de la industria.

 

¿Pueden entrar a la era de la automatización los países en vías de desarrollo? “Es difícil ignorar la gran brecha en los puntajes que separa los cinco o diez primeros países del índice de los de aquellos en las posiciones inferiores”, destaca el informe. “La mayoría de estos últimos son países con ingresos medios y algunos expertos consultados para este estudio temen que estos países no puedan capitalizar y enfrentarse a los desafíos de la automatización”.

 

Ya sea que los formuladores de políticas estén listos o no, las empresas están integrando rápidamente la IA y la robótica avanzada en sus operaciones. Sin embargo, el documento de The Economist asegura que las sociedades se encuentran en un largo período de prueba y error antes de que algo parecido a las «mejores prácticas» comience a emerger de los experimentos en los distintos países.

Te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *