“Si no implementamos AT, nos van a ganar de afuera”

El Economista dialogó con Fernando Teruel (Asociación de Trading Algorítmico de Argentina)

Entrevista a Fernando Teruel ATAA Por Ariel Bazán

 

En tiempos de una y mayor automatización de las finanzas, Argentina recién está dando los primeros pasos en una forma de operar que ya se usa en casi todos los mercados del mundo: el trading algorítmico o algorithmic trading (AT). Según Investopedia, el AT puede definirse como “el proceso de usar computadoras programadas para seguir un conjunto definido de instrucciones (algoritmos) para operar en los mercados a una velocidad y frecuencia imposibles para un humano”. En una entrevista con El Economista, Fernando Teruel, analista informático de la Asociación de Trading Algorítmico de Argentina (ATAA), explicó cuál es el panorama local en el uso de AT, en qué consiste la operatoria y cuáles son los riesgos de quedarnos rezagados en su implementación.

 

¿Qué nivel de adhesión tiene en Argentina el trading algorítmico?

En Argentina sabemos que unos 10 traders están usando AT. Las casas de Bolsa grandes están interesadas, pero lamentablemente muchas veces no lo quieren los brokers, es decir los que trabajan como empleados. Muchos traders clásicos tienen poco interés porque hace tiempo que vienen operando de una forma que les funciona y no la van a cambiar aunque sepan que algún día eso no correrá más. Es una lástima porque en Argentina tenemos el campo ideal para implementar el trading algorítimico, con un grupo de AT increíblemente capacitado y una población que habla de los mejores inglés del mundo.

 

¿Qué riesgos hay de que nos sigamos atrasando en la implementación de AT?

En otros mercados, cuando llegaron jugadores de afuera que sí operaban con AT se vio claramente que el trader clásico local siempre tenía una performance menor al extranjero. De afuera hay un montón de inversores con un ojo en el mercado argentino que tienen la tecnología, los recursos y la capacidad para implementar estrategias automatizadas y nos van a ganar siempre. Los brokers locales no van a tener su misma performace, ya que las decisiones que toma manualmente una persona no pueden nunca igualar la eficiencia de los algoritmos, que suelen ser diseñados por doctorados en matemática.

 

¿Estamos muy atrasados respecto a otros mercados?

Para hacer una comparación, es como que si acá estuviéramos definiendo qué alquilar en Blockbuster mientras afuera están decidiendo qué mirar en Netflix. Deberíamos haber arrancado con AT cuando fue el boom del mercado hace un par de años (NdR: cuando asumió Mauricio Macri), momento en que se hubiera podido aprovechar la potencialidad de esto.

 

¿Tienen alguna estimación de cuándo terminará de desembarcar acá el AT?

Tenemos indicadores de que hay varios inversores externos en venir a operar, pero primero necesitamos un poco más de estabilidad. Aún hay dudas más que nada por temas políticos, pero una vez que el mercado se estabilice ya sabemos que el JP Morgan y otros grandes jugadores tienen un ojo puesto acá. También creemos necesario que, además de los inversores, empiece a participar la gente en los mercados. En otros mercados los minoristas participan para ahorrar o hasta generarse una futura jubilación, mientras que acá seguimos con la costumbre de comprar dólares, ponerlos bajo el colchón, y rezar.

 

¿Cómo se hace para operar con AT?

El AT puede trabajar en un modo completamente automatizado, otro semiautomatizado y otro casi completamente manual. Después de abrir una cuenta en el broker y transferir fondos a una cuenta comitente, el inversor puede empezar a operar desde una API, una interfaz que permite mandar una señal por Internet para comprar, vender, pedir precios o hacer cualquier operación. En este entorno, el inversor puede programar un algoritmo y enviarlo a la API del broker para que ésta lo lea y actúe según las instrucciones. Es como si el inversor llamara por teléfono al broker y le dijera qué operaciones hacer, pero en lugar de tratarse de una persona es un servidor que interpreta las instrucciones de programación enviadas como acciones a ejecutar.

 

¿Cómo es la interfaz de programación para operar con AT?

El inversor tiene un programa que toma los precios u otros indicadores financieros y que en base a eso decisiones (comprar, vender, etc.) o envía alertas al usuario para que éste tome una decisión. Entonces, por ejemplo, si el programa ve determinados precios o patrones que responden a una determinada estrategia programada, empezará por sí solo a operar o pedirá confirmación manual para seguir avanzando.

 

¿Hay determinadas estrategias prefijadas para operar con AT?

Sí, hay muchas y varias de ellas se pueden encontrar en Internet, hasta con el porcentaje calculado de ganan
cia y pérdida que dan. Por ejemplo, una podría ser que ante una mala noticia para una empresa se aproveche la caída de estos papeles en Bolsa para comprar y luego se venda con la posterior recuperación. Otra estrategia podría ser vender en mercados Over The Counter (OTC) lo que se compró previamente en un mercado regular antes de que vuelva a arrancar la rueda en éste último.

 

¿Y en otros mercados, qué niveles de implementación tiene el AT?

A nivel mundial el AT domina el 85% del trading, siendo conservadores. El inversor ya no le va a confiar sus fondos al “sentimiento” de un broker sobre el mercado, sino que va a querer ver algoritmos testeados y con porcentajes ciertos de ganancias. Este tipo de operatoria es la que se va a imponer, ya no habrá alguien que haga trading y calcule las cosas a ojo.

 

¿Qué caracterísiticas debe tener un mercado para poder implementar AT?

Cualquier mercado con la infraestructura tecnológica necesaria puede operar con AT porque se trata básicamente de armar estrategias y hacer que un programa decida cuándo es buen momento para comprar o vender. Sin embargo, hay muchos mercados que nunca se van a automatizar porque hacerlo significaría su muerte, por lo que seguirán operando a la vieja usanza. Eso es lo que no queremos que pase acá, es decir que haya un campo de juego fértil para que vengan jugadores de afuera que le ganen siempre a los locales en las operaciones. Por eso desde ATAA estamos dando capacitaciones para que no nos tomen por sorpresa los jugadores de afuera, que están operan en varias Bolsas al mismo tiempo.

 

¿Será necesario acompañar la apertura a AT con mayores regulaciones para evitar abusos?

Siempre son necesarias regulaciones como las que impuso EE.UU. después de la crisis de 2008, que dicen que si alguien va a generar un riesgo en el mercado debe tener un “colateral” (garantía) para responder. Entonces, si por ejemplo un fondo llega a provocar incertidumbre para manipular un precio, el “colateral” servirá para cubrir lo que se perdió en el mercado. Si no hay regulaciones siempre habrá un campo de juego más favorable para quienes puedan invertir en máquinas, conexiones a Internet, mejor ubicación de los servidores, etcétera

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *