Sandleris descartó bola de Leliq y prometió baja de inflación desde noviembre

Por el dólar alto y la situación patrimonial del BCRA, dijo, las Leliq no son un riesgo

Por Juan Manuel Antonietta

 

Un esquema sustentable y que está dando buenos resultados. Así, Guido Sandleris, presidente del BCRA, observa la política monetaria de crecimiento 0% de la base monetaria y banda de flotación para el dólar. Eso manifestó ayer la autoridad máxima de la entidad en la presentación del Informe de Política Monetaria (IPoM). Mientras tanto, en la economía real, las empresas reprochan por las altas tasas: ayer la tasa de interés de referencia –las Leliq– cortaron en promedio en 71,729%.

 

“Sabemos de las dificultades que genera y del esfuerzo que vienen haciendo los argentinos, pero peor que estas tasas altas sería para la economía que se dispare la inflación”, señaló Sandleris. “La inflación de septiembre fue de 70% anualizada, era otro orden de nominalidad y era una situación muy peligrosa”, agregó.

 

“La prioridad en este momento es asegurar que dejamos atrás estos meses tan difíciles que vivimos y en la medida en que lo logremos veremos cómo bajará la inflación esperada”, opinó y reafirmó que las tasas tardarán en bajar.

 

Así, hizo hincapié en el gran desafío que enfrenta la autoridad monetaria tras el dato de 6,5% en septiembre –el número mensual más alto desde 2002– y señaló que la suba de precios continuaría alta en octubre. No obstante, espera una desaceleración importante en noviembre y diciembre.

 

En un ejercicio de mea culpa, se reconoció que parte de la culpa fue de errores propios de Cambiemos, pero también se hizo fuerte hincapié en la herencia recibida y los shocks externos. El presidente del BCRA señaló que ellos no fijan “la tasa sino la cantidad de pesos” y señaló con fuerte énfasis que está cayendo fuertemente la demanda de dólares.

 

Sustentabilidad

 

Durante gran parte de la presentación, Sandleris destacó la sustentabilidad del plan económico basado en tres grandes motivos: el alto tipo de cambio real del que se parte, una muy buena situación patrimonial del BCRA y la caída de la proporción de pasivos remunerados.

 

No obstante, la dinámica de las Leliq presenta dudas para los analistas de mantenerse. La crisis cambiaria licuó muchos pasivos del BCRA, ciertamente, pero las altas tasas pueden volver a generar incertidumbre en un contexto de escasas reservas internacionales netas.

 

El BCRA proyecta un escenario base donde sus pasivos remunerados serán de 5% del PIB en diciembre de mantenerse la tasa real de 1,5% por mes y de 7,8% de sostenerse la tasa nominal en 72% hasta diciembre. El economista Guido Lorenzo (ACM) señaló que 8% del PIB en instrumentos que en promedio en 3 días se convierten en dinero no es un monto despreciable. “De hecho son superiores a las reservas netas del BCRA a este tipo de cambio que al mismo tiempo se señala que está en nivel”, dijo.

 

Por otro lado, Sandleris resaltó que en las primeras tres semanas se ha reducido la base monetaria, sobrecumpliendo la meta de crecimiento 0% de la base monetaria. “Ahorrar en pesos vuelve a ser atractivo”, dijo y agregó que, en la competencia de los bancos por captar ahorros, la supertasa se traslada a los plazos fijos.

 

Los pasillos

 

En diálogo El Economista, importantes autoridades ratificaron que la prioridad absoluta del organismo es la inflación pero se negaron a dar metas. No obstante, un funcionario se animó a proyectar que “a medida que nos alejemos del salto cambiario la inflación núcleo debería desacelerarse”.

 

 

Al respecto de la dinámica de las Leliq, señalaron que más allá de la tasa, es necesario observar el nivel inicial de ese stock que hoy es muy bajo. “La tasa real es la que efectivamente importa”, dijeron.

 

Ante la consulta de este medio por el peligro de las Leliq respecto a las reservas netas internacionales, desde la institución señalaron que eso dependerá de si vamos a estar en la zona de intervención o no intervención. “La mejora en términos de cobertura de reservas y pasivos remunerados fue muy grande, y además tenemos todo el financiamiento del FMI más lo que se pueda conseguir adicional a eso”, señaló un importante funcionario y agregó que “cuando queden publicados en el programa los nuevos niveles de reservas se observará una mejora continua aun en término de cobertura”.

 

Desde el organismo señalaron que están atentos al complejo contexto internacional. “Las zonas del tipo de cambio están fijadas en torno a la competitividad”, dijo un economista del BCRA y explicó que el mundo se encuentra en un escenario con mucha incertidumbre donde la Fed está ajustando tasas y hay tensiones comerciales que dan volatilidad al precio de los commodities. “Es importante tener flexibilidad cambiaria en ese contexto”, resaltó.

 

 

Al respecto de la crítica porque las Leliq son inflación reprimida, señalaron los funcionarios que no veían relación. “Con un crecimiento de la demanda de dinero de 10% se paga la mitad del stock de Leliq”, explicaron.

 

Por último, sobre las intervenciones del BCRA en dólar futuro y el reclamo del mercado por una mayor claridad a la hora de intervenir, se señaló que no hay intenciones de publicar información sobre el modus operandi de la máxima autoridad monetaria.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *