Presupuesto: Cambiemos confía en tener sanción en Diputados el miércoles

El oficialismo espera acercar posiciones con el interbloque Argentina Federal para el miércoles llevar al recinto su dictamen

 

“Este Presupuesto es sano y es la base para ir adelante”. Esto dijo el viernes, en Mar del Plata, el presidente Mauricio Macri, en el cierre del Coloquio de IDEA, principal cumbre empresaria en el país. La intervención estaba relacionada con los argumentos esgrimidos en favor de “bajar los impuestos”, que el proyecto que Cambiemos negocia recoge parcialmente, incluso con retrocesos respecto del Consenso Fiscal firmado a fines del año pasado. “No se puede seguir sosteniendo estos niveles de tasas municipales, de impuesto al cheque o de contribuciones patronales. Hay un enorme desafío”, agregó el Presidente en la ciudad balnearia. En esta semana, el oficialismo tendrá la oportunidad de avanzar en la media sanción de su proyecto. Contrarreloj funcionarios de varias áreas negocian con intermediarios de gobernadores y con legisladores de Argentina Federal, el interbloque que tiene la llave para su aprobación. Mañana, la iniciativa tendría dictamen de mayoría. Con la idea de que el miércoles sea tratado en el recinto para su aprobación. Los proyectos de suba de la alícuota de Bienes Personales, el revalúo de Ganancias y la addenda fiscal al Consenso Fiscal son los complementos del acuerdo que el Ejecutivo negocia con los bloques más acuerdistas.

 

La intención del Gobierno es muy concreta: pretende tener aprobada la Ley de leyes antes del inicio de la reunión del G20, a fines de noviembre. Si no dan los tiempos (o las firmas) para que se trate este miércoles, se postergaría al miércoles 31. No más. De darse esa modificación, el Senado debería discutir y tratar el tema en quince días. La reunión de hoy, previa al plenario de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, entre referentes del oficialismo y Argentina Federal es posible que marque el destino inmediato de su tratamiento. De todos modos, lo que pareció marcar que las cosas estaban encaminadas para el oficialismo fue, precisamente, el ingreso a mesa de entrada de los proyectos mencionados. Sobre todo, el de la suba del impuesto a los Bienes Personales.

 

Este cambio en la alícuota es parte de lo negociado con los gobernadores, luego de algunas transferencias a las provincias que preocuparon a los líderes territoriales. De esta forma, el Estado Nacional se permitirá aumentar su recaudación en $35 mil millones, aunque vaya en contra de lo que el Gobierno pretendió lograr a través del Consenso Fiscal. Es lo que le enrostró el jefe de la bancada del bloque Justicialista en el Senado, Miguel Angel Pichetto, como contradicción de Cambiemos. “El aumento de Bienes Personales es un proyecto del oficialismo. No podemos decirle a la gente que blanquee y ahora cobrarle bienes personales. Si le pegamos de nuevo a la clase media yo me pregunto si puede haber sostenibilidad de este Gobierno”, señaló el senador peronista también en el Coloquio de IDEA.

 

El proyecto también tuvo sus cortocircuitos en el Gobierno. El sector a cargo de la negociación, conformado por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el presidente de la Cámara Emilio Monzó y el diputado Luciano Laspina estaba a favor de que fuese la llave para descomprimir la situación. Pero tuvo resistencias en varias áreas. Sobre todo, en Jefatura de Gabinete.

 

Donde el oficialismo tiene mayores dificultades para sumar voluntades es en el bloque del Frente Renovador, que en algún momento fue interlocutor para estos temas. La crisis interna del propio bloque que tiene a Sergio Massa (fuera del Congreso) como principal referente explica en esta esta situación. Diputados como Felipe Solá, Daniel Arroyo y Facundo Moyano, camino a romper con Massa, endurecieron hace ya tiempo sus posiciones respecto del Gobierno. “El Prespuesto es socialmente inviable, por el conflicto que va a generar. Está claro que voy a votar en contra”, ratificó ayer Arroyo.

 

En cuanto al Frente para la Victoria, el rechazo es taxativo y consecuente con sus intervenciones pasadas. A través de un comunicado, el bloque sostiene que la iniciativa “busca transmitirle al pueblo argentino los motivos de rechazo por parte del principal bloque opositor al Presupuesto 2019, como así también exponer las graves consecuencias sociales y económicas que generará el proyecto presentado por el presidente Macri y dictado por el FMI”. Y comenzó una campaña en las redes sociales con el hashtag #PresupuestoDelAjuste.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *