Por la suba del dólar, aumenta la competitividad

La devaluación mejora los precios relativos para los exportadores y abarata el costo salarial en dólares, dice la Fundación Mediterránea

Por la suba del dólar, aumenta la competitividad

 

La devaluación del peso está provocando un fuerte cambio de precios relativos, según la Fundación Mediterránea. Es decir, mayor competitividad. De acuerdo con un informe difundido ayer por la institución, el tipo de cambio real bilateral contra el dólar ha pasado a un nivel comparable con el de 2007, cuando aún Argentina conservaba superávit gemelos, fiscal y de cuenta corriente.

 

Así, se observa que en la medición del tipo de cambio multilateral y el bilateral contra el real, el índice es similar al de 2011. Por su parte, los salarios en dólares de la industria se ubican ahora 43,1% por encima de los de Brasil, una brecha cercana al promedio de los últimos 20 años, que compara con picos de 192,6% (Argentina vs Brasil) en octubre de 2015 y de 173,1% en octubre de 2001.

 

En la comparación entre trabajos no transables, la Fundación Mediterránea señaló que “el salario neto del sector de hoteles y restaurantes a setiembre de 2018 se ubica algo por encima de las remuneraciones en dólares de Perú y Brasil, pero significativamente por debajo de Chile y Uruguay”.

 

Por la suba del dólar, aumenta la competitividad

 

La pobre performance exportadora a largo plazo de Argentina tiene varias explicaciones. El informe de la asociación fundada en Córdoba indica que desde un punto de vista más estructural, pueden mencionarse serios problemas de competitividad de Argentina, que pueden observarse tanto por la posición general que ocupa el país en los rankings internacionales, como por la evolución a largo plazo en dicha variable.

 

Otro factor explicativo muy importante para el magro desempeño exportador argentino ha sido la alta inestabilidad macroeconómica, que se reflejó especialmente en una elevada volatilidad del tipo de cambio real (TCR), variable fundamental para determinar la rentabilidad de las actividades de exportación.

 

“Argentina ha sido el país con mayor volatilidad de TCR del mundo en el período 1950–2010”, alertó el informe. Con continuos y profundos cambios de precios relativos entre sectores de bienes transables y no transables, resulta imposible generar una expansión sostenida de las exportaciones con mayor valor agregado, como el crecimiento económico del país requiere. La estrategia exportadora necesita de previsibilidad de precios relativos.

 

“Comparando una canasta amplia de productos y servicios, se tiene que en marzo de 2017 Argentina resultaba cara en dólares en la mayoría de los items, tanto contra países de la región como del resto del mundo, mientras que a septiembre de 2018 ocurre lo contrario”, concluyó el informe.

 

La muestra de la investigación realizada por la Fundación incluye desde el precio de la carne vacuna a los servicios de internet, pasando por el costo del transporte público, la leche, el agua, las gaseosas, el menú de McDonalds, la indumentaria, las zapatillas, los combustibles y el alquiler de un departamento de un sólo dormitorio.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *