“Necesitamos una sola oposición”

El Economista dialogó con el diputado Daniel Arroyo (Red por Argentina)

 

Entrevista a Daniel Arroyo Diputado Nacional por Red por Argentina Por Pablo Varela

 

El domingo por la noche, un grupo de legisladores lanzó una fotografía en redes en lo que era la antesala de la ruptura del bloque del massismo en la Cámara de Diputados de la Nación. Meses de tensión había atravesado el bloque liderado por Sergio Massa, en medio de la reorganización del peronismo y de la discusión por el Presupuesto.

 

Uno de los fotografiados, era Daniel Arroyo, el hombre que junto a Felipe Solá y Facundo Moyano, formaron el interbloque Red por Argentina junto a los legisladores del Evita y Victoria Donda. “Hay que construir una gran unidad opositora y ahí unas PASO, unas primarias en donde todos los que quieran ser candidatos a presidente lo puedan ser”, sintetizó Arroyo en diálogo con El Economista, quien entiende que el único “límite” para la construcción opositora es “Macri”.

 

¿Cuáles fueron los motivos que los llevaron a salir del bloque del Frente Renovador?

Nosotros partimos de la idea de que hay que hacer una oposición unida. No dos o tres, sino una. Con esa idea hemos formado un interbloque de diez diputados, cinco que provenimos del Frente Renovador, con la idea de ser un puente y de poder articular esta idea de crear una gran oposición y que no tenga como límite a nadie de la oposición pero sí tenga como límite a Macri y las políticas que encara el Gobierno. Vamos trabajar fuertemente con eso, vamos a articular políticas parlamentarias; lo primero que vamos a hacer es no acompañar el Presupuesto. Creemos que es un ajuste brutal en esencia. Además de eso, poder construir una alternativa en 2019 con toda la oposición unida.

 

¿Es una iniciativa que nace con naturaleza parlamentaria pero que aspira a trasladarse al ámbito electoral para el año próximo?

Sí. Primero es una iniciativa parlamentaria y tiene que ver con dos cosas: hablar de la emergencia, hoy estamos hablando de la emergencia alimentaria y en adicciones y junto con eso presentar proyectos de cambio estructural como lo que nosotros entendemos del armado de un nuevo sistema de créditos no bancarios en la Argentina. En lo político es articular con el conjunto de fuerzas de la oposición, con el conjunto del panperonismo en sus distintas variables más los movimientos sociales, más otros espacio políticos contrarios al Gobierno, articular una oposición seria y responsable.

 

¿Qué falló en el Frente Renovador para que ustedes entendieran que tiene que generar su propio espacio?

Fallar no falló nada. Lo que hay en todos los espacios políticos diría, es la diferencia de concepto sobre la construcción y donde está el límite. Si hay que construir una oposición unida sin límites o hay que establecer algún tipo de límite dentro de los actores de la oposición. A mí me parece que ese tipo de debate lo va a saldar la realidad social. Me parece que el nivel de conflicto social va ser tan grande en la Argentina, que va a crecer tanto, va a ser de tal nivel de tensión que inexorablemente vamos a terminar en una gran unidad opositora. En parte por los que tenemos la convicción, como en mi caso, en parte por los que vean que va a ser imposible gobernar en la próxima etapa. Eso se va a dar en parte por un acuerdo caído con el FMI, con un a nivel de desacomodo fuerte del mercado laboral, con un nivel de tensión y de conflicto social muy elevado que nos van a colocar en un escenario muy complicado.

 

Habló de la posibilidad de que se caiga el acuerdo con el FMI. ¿Ve que las inconsistencias de la macro son tales como para que se dé un escenario así?

El Gobierno hizo dos acuerdos con el FMI. Uno con el que contrajo US$ 50.000 millones de dólares de deuda al 2021 y 1,3% de déficit fiscal para este año. No pasaron ni sesenta día y no lo pudo cumplir y fue de manera absurda
a más. Déficit fiscal a cero, con el único objetivo de pagar los intereses de la deuda y adelantó la toma de deuda del 2020-21 al 2019 y le quedan solo los US$ 7.000 millones de dólares. Está claro que hay una inconsistencia importante en el proceso. Hay una inconsistencia en el proyecto del Presupuesto, hay una inconsistencia macroeconómica y hay una inconsistencia en la vida cotidiana. Está muy claro el parate de la actividad económica, vamos a un proceso recesivo largo y los que creen que va a rebotar en marzo por alguna razón, es una idea más basada en la fe que en algún dato de racionalidad económica.

 

Volviendo a lo electoral. Si mencionamos a Cristina Kirchner y Felipe Solá como candidatos. ¿Usted qué dice?

Que hay que construir una gran unidad opositora y ahí unas PASO, unas primarias en los que todos los que quieran ser candidatos a Presidente lo puedan ser, y todos los que quieren ser candidatos a gobernador también. Me imagino un esquema donde pueda haber dos o tres candidatos Presidente, lo mismo a gobernador, donde la sociedad, que para mi modo de ver está tres pasos adelante de la política, vote y diga tal o cual tiene que liderar y cual tiene que acompañar e indique el camino para salir de este proceso.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *