Medidas innovadoras para enfrentar la crisis del mercado de trabajo

Ante el aumento del desempleo (que orilla los dos dígitos), Idesa opina que debería haber “cláusulas de apertura” en las pymes

Salario real: ¿qué sectores perderán más durante 2018?

 

Si bien todavía en el segundo trimestre de 2018 se observaron resultados positivos en términos de empleo, con un incremento de 2% interanual, a partir de la llegada de la fase más aguda de la recesión, es esperable que la tendencia se revierta, según Idesa. No obstante, hay formas de morigerar el impacto. El modelo, como el de Cristina Kirchner, es Alemania.

 

Ecolatina detalló en su informe semanal que, en el segundo trimestre, la Población Económicamente Activa (PEA) se incrementó 3,2% año contra año, superando la cantidad de empleos generados.

 

Así se explica por qué creció la desocupación de 8,7% a 9,6%. Al mismo tiempo, el salario real cayó más de 2,6% interanual. Así para la consultora fundada por Roberto Lavagna es de esperar que en el segundo semestre el desempleo vuelva a los dos dígitos: más precisamente, proyectan 10,7% y 10,5% para el tercer y cuarto trimestres. La fuerte caída del poder adquisitivo provocará un ingreso de nuevos trabajadores en el mercado laboral que potenciará el deterioro del indicador.

 

 

Innovar

 

Dado el dificultoso panorama, para Idesa urge pensar en herramientas innovadoras que morigeren los impactos sociales de la crisis y preparen las condiciones para una rápida recuperación. “Las condiciones fiscales y monetarias (en las que el déficit fiscal y los bonos de muy corto plazo del BCRA prácticamente igualan la cantidad total de dinero en poder del público), dejan poco espacio de maniobras para relajar al ahogo financiero de las empresas”, aclararon desde el instituto.

 

“Una herramienta que demostró gran eficacia es la que aplicó Alemania en la crisis de 2008 posibilitando que las empresas más pequeñas puedan apartarse del convenio sectorial y negociar con sus trabajadores a nivel de empresa”, explicó.

 

¿Qué es lo que ayudó a Alemania a cuidar y luego multiplicar sus empleos? Si bien operan varios factores, un estudio publicado en la revista Journal of Economic Perspectives identifica los más importantes. Allí se señala que lo distintivo de Alemania es su modelo de negociación colectiva.

 

Una solución

 

La denominada “cláusula de apertura” de Alemania habilita, siempre que medie el acuerdo del empleador con todos sus trabajadores, a apartarse del convenio sectorial y negociar un convenio a nivel de empresa. Se trata de una modalidad muy utilizada por las empresas unipersonales, familiares y sociedades de hecho para adaptar la organización del trabajo y remuneraciones a sus posibilidades. “Lo más interesante es que un instrumento ideado para afrontar crisis resultó ser igualmente muy eficaz para promover el empleo luego de superadas las crisis”, opinó Idesa.

 

Las estrategias aplicadas por Alemania durante la crisis del 2008 resultan muy aleccionadoras. En la comparación con otros grandes de Europa muestra una importante mejora: Alemania está por debajo del 4% mientras en Italia la tasa de desempleo es del 11% y en Francia del 9% de la población activa.

 

Por aquí

 

En Argentina, se observa en la Encuesta de Indicadores La borales (EIL) de agosto que no sólo continúa siendo magra la tasa de entrada (comportamiento típico del mercado laboral en periodos recesivos), que se encuentra desde junio en niveles mínimos, sino que también la tasa de salida (relaciones laborales que cesan) se está incrementando. El porcentaje de empresas que aplicaron suspensiones a su plantilla debido a una caída de la producción y la demanda no cesa.

 

En Argentina también prevalece un modelo de negociación colectiva sectorial como en estos países europeos. Unicamente las grandes empresas tienen la posibilidad de solicitar un convenio por empresa. “Si se adoptara una regla similar a la de Alemania, en Argentina se le podría dar la misma posibilidad a las pymes”, opinó Idesa y agregó que “a través de acuerdos entre el empleador y todos sus trabajadores, con la homologación de la autoridad laboral local, las empresas más chicas podrían negociar reglas internas específicas para preservar empleos en la crisis y facilitar su creación en la fase de recuperación”. Permitir que empleadores y trabajadores acuerden reglas al interior de las empresas contribuiría fuertemente a cuidar los empleos, concluye.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *