La tasa de inflación le da la razón a Powell

El índice de precios minoristas creció apenas 0,1% en septiembre

 

El índice de precios minoristas creció 0,1% en septiembre, una leve suba que demuestra que no hay presiones inflacionarias a pesar de la expansión de la economía y la baja tasa de desempleo. En el acumulado de los doce meses hasta septiembre la suba fue de 2,3%, el porcentaje anual más bajo desde febrero. En cuanto a la inflación núcleo, la tasa anual se ubicó en 2,2%, el mismo nivel que el registrado en agosto.

 

La baja tasa de inflación permitió una moderada suba de los salarios de 0,5% con relación a septiembre de 2017.

 

El dato de inflación se conoció en un momento en el cual está en debate la política de suba gradual de las tasas de interés que lleva adelante la Reserva Federal. Para Donald Trump, la Fed enloqueció porque el comportamiento de la inflación no justifica subir las tasas mientras que muchos economistas creen, por el contrario, que tal vez sea necesario acelerar el endurecimiento monetario por la presión que puede ejercer sobre los precios la baja tasa de desempleo.

 

Pero, por ahora, nada parece alterar la estrategia de Jerome Powell y el presidente del Banco de la Reserva Federal de Dallas, Robert Kaplan, sostuvo que habrá otra suba de la tasa en diciembre y dos más en el primer semestre de 2019, todas ellas de un cuarto de punto. El buen desempeño que muestra la economía es un poderoso incentivo para que la Fed no altere una estrategia gradualista que funciona en un momento en el cual la inflación básica sube paulatinamente y, por lo tanto, se requiere una corrección de tasas pero no un ajuste brusco.

 

Otro factor que modera la inflación y que no puede soslayarse es que el dólar se revalorizó 7% contra una canasta de monedas entre abril y septiembre y por ese motivo los productos importados resultan más baratos para el consumidor estadounidense.

 

Pero mientras se desarrolla este debate, las acciones en Wall Street cayeron ayer por sexto día consecutivo. Para que se produjera esa baja confluyeron elementos propios del mercado como la posibilidad de que empresas importantes presenten balances malos y un contexto global con algunas señales de alerta como la posibilidad de un menor crecimiento, la desaceleración de la economía de China y la baja del yuan y el recrudecimiento de las tensiones comerciales.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *