La inflación de septiembre trepó al 6,5% y fue la más alta desde abril de 2002

En lo que va de 2018, el IPC ya acumula un alza de 32,4% y la medición interanual se aceleró al 40,5%. Los precios de los alimentos se dispararon 7% y los del transporte 10,4%

La inflación de septiembre trepó al 6,5% y fue la más alta desde abril de 2002

 

Por el traslado de la devaluación al precio de los alimentos y otros bienes de la canasta básica, la inflación de septiembre se disparó al 6,5%, el nivel más alto desde abril de 2002 cuando el IPC marcó 10,4% tras la salida de la convertibilidad. Así, la suba de precios acumulada en los primeros nueve meses de 2018 alcanzó el 32,4% y, según las estimaciones privadas, se encamina a cerrar el año entre 45% y 50%, el mayor pico desde la hiperinflación de 1991. Por lo pronto, la comparación interanual se aceleró al 40,5% en septiembre, informó esta tarde el Indec.

 

La inflación de septiembre trepó al 6,5% y fue la más alta desde abril de 2002

 

Tal como anticipaban las mediciones privadas, el IPC Núcleo (que excluye los precios estacionales y los regulados) pegó un salto de 7,6% y encendió una luz de alerta sobre arrastre para los próximos meses. En tanto, los precios estacionales aumentaron 4% y los regulados 4,7%.

 

En el Gobierno reconocen que octubre también tendrá una inflación muy elevada, pero esperan que el último bimestre muestre las primeras señales de desaceleración. Las consultoras estiman que el IPC de este mes rondará el 5% y proyectan que a fin de año superará el 45%.

 

Golpe al bolsillo

 

Lo más preocupante del informe publicado por el organismo que conduce Jorge Todesca fue la confirmación del fuerte impacto de la devaluación y los aumentos de tarifas en rubros sensibles de la canasta básica. Por caso, las mayores subas del mes se registraron en Transporte (10,4%), Indumentaria (9,8%), Equipamiento y mantenimiento del hogar (9,7%) y Alimentos y bebidas no alcohólicas (7%), las categorías que más impactan en el bolsillo de los hogares de menores ingresos.

 

Con aumentos de esta magnitud y recomposiciones salariales y de las prestaciones sociales que quedaron muy atrás, el incremento de la pobreza parece estar garantizado. Los analistas estiman que en el segundo semestre superaría el 30%.

 

Regiones

 

El NEA, con 7,3%, fue la región con mayor nivel de inflación en septiembre. Lo siguieron Cuyo, con 6,8%; el GBA, 6,6%; y la Patagonia, con 6,6%. Mientras que la región Pampeana (6,3%) y el NOA (6%) se ubicaron por debajo de la media nacional.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *